Coronavirus

Un nuevo virus parecido al ébola aparece en Bolivia y asusta a científicos

La transmisión pudo haber sido por roedores hacia los humanos y de un microorganismo similar al ébola.

Un grupo de investigadores de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC) descubrió la transmisión de persona a persona de un virus extraño en Bolivia que puede causar fiebres hemorrágicas y que es similar al ébola.

Se trata del virus Chapare y los síntomas de la enfermedad incluyen fiebre, dolor abdominal, vómitos, sangrado de las encías y erupciones cutáneas. Si bien todavía no hay tratamiento para esta enfermedad, existe evidencia preliminar sobre las especies de roedores que transportan el virus y que pueden transmitirlo a personas u otros animales.

En 2019, dos pacientes transmitieron el virus a tres profesionales de la salud de la capital boliviana de La Paz. Uno de los pacientes y dos médicos murieron, informaron investigadores.

Antes de eso, el único registro de la enfermedad había sido en un pequeño grupo y un único caso confirmado en 2004 en la provincia boliviana de Chapare, por eso su denominación.

El reciente brote condujo a una rápida movilización de expertos en enfermedades infecciosas del Ministerio de Salud de Bolivia, los CDC y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) para investigar los orígenes de la enfermedad.

"Nuestro trabajo confirmó que un joven residente médico, un médico de ambulancias y un gastroenterólogo contrajeron el virus después de encontrarse con pacientes infectados", dijo Caitlin Cossaboom, epidemiólogo de la división de patógenos y patología de alta consecuencia de los CDC. Dos de los trabajadores de la salud murieron más tarde.

Y aseguraron: "Creemos que muchos fluidos corporales pueden potencialmente portar el virus".

Los hallazgos fueron presentados este lunes en la reunión anual de la Sociedad Americana de Medicina Tropical e Higiene (ASTMH) y advirtieron que la transmisión de persona a persona podría apuntar a futuros brotes.

"Aunque todavía hay mucho que aún se desconoce sobre el virus Chapare, es encomiable la rapidez con la que este equipo fue capaz de desarrollar una prueba diagnóstica, confirmar la transmisión de persona a persona y descubrir evidencias preliminares del virus en roedores", resumió el presidente de ASTMH, el doctor Joel Breman.

Al no contar con medicamentos específicos para el Chapare, los pacientes sólo pueden recibir cuidados de apoyo, como fármacos estabilizadores intravenosos.

El virus podría haber estado circulando en Bolivia durante años porque los pacientes infectados pudieron haber sido diagnosticados erróneamente con dengue, ya que puede producir síntomas similares.

El Chapare pertenece a un grupo de virus llamados arenavirus. Estos incluyen patógenos peligrosos como el virus lassa, que causa miles de muertes cada año en el oeste de África, y el virus Machupo, que causó brotes mortales en Bolivia.

Más de Coronavirus