Política

Larreta esconde los muertos por covid y los suma por goteo para evitar pagar un costo político

El Jefe de Gobierno porteño y el Ministro de Salud Fernán Quirós pusieron en práctica una grave maniobra para sumar más de 1000 fallecidos a la lista sin pagar un costo político. La palabra de dos especialistas de datos que dejan al descubierto al macrismo.

Por Cristian González
Secretario de Redacción

Luego que volara por los aires la "buena onda" que afloraba en el inicio de la pandemia entre Alberto Fernández y Horacio Rodríguez Larreta, que hasta llevó al Jefe de Gobierno porteño a recibir fuego amigo de las filas del macrismo, ya todo se analiza con varios ojos antes de salir a la luz. Atrás quedaron las risas, las conferencias de prensa conjuntas entre el Presidente, el Gobernador Axel Kicillof y el propio líder de Juntos por el Cambio y el trabajo mancomunado.

El desplante de Alberto en referencia a la quita de la Coparticipación erosionó la relación de "conveniencia" y ya ambos caminan por veredas opuestas en el manejo de la pandemia. Es por eso, que en las últimas horas se conoció un alarmante dato que involucra a la Ciudad y pone en evidencia que al igual que ocurrió hace un par de semanas con la Provincia de Buenos Aires, equivocaron la manera de contar los fallecidos por el covid-19. Sin embargo, a diferencia de Kicillof, Larreta y el Ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, pusieron en práctica un plan macabro para no pagar ningún costo político ante la opinión pública.

"Lo que está pasando en la Ciudad es que van actualizando por goteo. Lo mismo que ocurrió en la Provincia de Buenos Aires de una sola vez, lo está haciendo CABA todos los días. Todos los días cargan entre 25 y 30 fallecidos viejos. Esto ocurre hace más o menos 40 días, con lo que se puede estimar que ya cargaron 1000 fallecidos viejos", afirma Martín Barrionuevo en diálogo con 24CON.

El senador provincial por el Partido Justicialista en Corrientes se volvió tendencia durante la pandemia por los gráficos y tablas que publica a diario para informar sobre el avance del coronavirus en el país y en su provincia. Sus números son seguidos por casi 40 mil personas cada día, por lo que es una voz autorizada para dejar al descubierto la maniobra que está poniendo en práctica Larreta y compañía.

"Provincia cargó en su momento 3000 fallecidos de una sola vez. En cambio Ciudad lo está haciendo por goteo y sin pagar ningún costo político. Me parece una locura. La decisión de Buenos Aires de reconocer el error debería valorarse porque otras jurisdicciones utilizaron esto para corregir sus estadísticas", agregó el dirigente correntino.  

Por su parte, Santi Olszevicki, Analista de datos y otra de las voces más requeridas para hablar de los números que deja la pandemia en el país, coincidió con la mirada de Barrionuevo y aportó más datos sobre la maniobra en CABA. "Antes de que empiece este goteo habían fallecido en julio 851 personas de CABA. Hoy sabemos que son aproximadamente 1300. Es decir, un 52% más. Con agosto ocurre lo mismo: hasta hace un mes eran alrededor de 900 y hoy, más de 1250. Se acerca a un 40% de aumento", sostuvo en diálogo con 24CON.

"Comparando las bases de datos del Ministerio de Salud de Nación es posible determinar quiénes (anonimizado) y cuántos son los muertos reportados cada día. Tras ello, uno puede ver la fecha de fallecimiento real, y estimar así la demora entre la muerte y el fallecimiento", señaló en diálogo con este medio. Este especialista y casi bioquímico aportó gráficos durante la pandemia que el propio Presidente citó en entrevistas televisivas. 

    "El 25 de septiembre, PBA anunciaba el nuevo sistema de registro de fallecidos por COVID-19 y la incorporación de los aproximadamente 3500 fallecidos nuevos. Esos fallecidos se incorporaron desde ese momento en los reportes provinciales y de una vez a la base de datos el 1° de octubre", agregó Olsevicki y profundizó sus conceptos: "En la misma semana en la que PBA hizo ese anuncio, comenzó este proceso de carga 'por goteo' de fallecidos con mucha demora en CABA. Es un proceso constante (todos o casi todos los días) en los cuales aparecen entre 10 y 30 fallecidos que murieron en julio-agosto y se reportaron recién en el último mes.

Esta nota habla de:
Más de Política