Viral

La historia de un hombre que vive en el motor de un avión

Steve Jones es un amo de casa que en último año se embarcó en un curioso proyecto: transformar un motor de avión ahuecado en una rodante para su familia. El hombre, oriundo de Lancashire, Inglaterra, invirtió 1000 horas entre enero y marzo últimos para dejar el motorhome listo para recorrer el país.

Jones trabajó como técnico de la Royal Air Force. Según le contó a Insider, en los últimos 10 años estuvo arreglando camionetas y remolques de casas rodantes como un pasatiempo. Sin embargo, nunca antes había empezado un proyecto como este.

A través de un amigo, en 2013, Jones se enteró que la Royal Air Force había desarmado íntegramente un avión VC10. Así, se le ocurrió la idea de convertir uno de sus motores en un remolque. Pasaron varios años hasta que lo pudo concretar: en septiembre de 2019, finalmente surgió la oportunidad de comprar uno.


Al principio, Jones recibió muchas críticas a su idea, aunque nunca las atendió. Steve gastó un total de US$5000 para renovar el espacio, y no fue tarea nada fácil. Primero, tuvo que desarmar todos los cables y tuberías. Luego, debió aplanar la parte inferior del motor para que quepa en un chasis. Finalmente, preparó las puertas y ventanas.

Pero todavía quedaba todo el interior: Jones tuvo que revestir la carcasa del motor con madera contrachapada, que fue la parte más difícil, debido a su forma curva. Luego, recubrió esa madera con un revestimiento de alfombra elástica: su principal ambición es que el resultado fuera un lugar habitable.

También puso una cocina con pileta, dos hornallas y muebles para almacenar objetos. La zona del comedor se convierte en dormitorio, lo que le ahorró mucho espacio. Además, los bancos para sentarse a comer se pueden mover para convertirse en una cama doble, y los respaldos de los asientos se levantan para convertirse en dos camas individuales.






Más de Viral