Sociedad

Indignación en Córdoba: policías fusilaron a un pibe de 15 años

Joaquín Paredes fue ultimado por uniformados mientras que otro joven resultó herido. Ocurrió en la localidad cordobesa de Paso Viejo. Hay cinco efectivos detenidos. La localidad pertenece a Cruz del Eje, a unos 183 kilómetros al noroeste de Córdoba Capital.

Un adolescente de 15 años fue asesinado de un balazo y otro resultó herido tras un ataque perpetrado por policías en la localidad cordobesa de Paso Viejo; y por el hecho detuvieron a cinco efectivos.

El hecho ocurrió esta madrugada en dicha localidad del departamento de Cruz del Eje, ubicado unos 183 kilómetros al noroeste de Córdoba Capital provincial, donde un grupo de chicos se había reunido en un domicilio particular.

"Los chicos se habían juntado a tomar y a escuchar música, eran quince aproximadamente, y la Policía pasó a eso de las 4 y 20 de la mañana, les dijeron que se fueran y ellos les dijeron que sí, que ya se iban. La Policía dio vuelta a la plaza, volvió con otro patrullero más, los encerró y les empezaron a tirar, yo vivo enfrente, escuché todo", contó Gloria, abuela de un amigo de las víctimas.

Según la mujer, "los chicos empezaron a gritar que le habían pegado a un chico, gritaban 'ayuda, ayuda', había dos heridos más, y la enfermera (del dispensario) no quería salir, no salió a atenderlos". "No molestaban a nadie, no se estaban drogando ni rompiendo nada", aseguró Gloria.

Lo sucedido es investigado por la fiscal de Instrucción de Deán Funes, Fabiana Pochettino, quien se trasladó hasta el lugar de los hechos y esta tarde dispuso la detención de cinco policías por el supuesto delito de "homicidio agravado".

"Estoy conmocionado, y me pongo en el lugar del padre del chico, es de nuestro pueblo y pasó algo con la policía, estamos trabajando para que se aclare y nosotros queremos la respuesta, estoy trabajando para eso", expresó esta tarde a medios locales el jefe comunal, Darío Herrera.

El presidente de la comuna acompañó a los vecinos en las protestas y dijo sentirse "responsable, conmocionado y con culpa", al tiempo que aclaró: "Si tengo que dar un paso al costado, lo hago. Estoy acá poniendo la cara."

Los agentes imputados y separados de la fuerza son Maykel Mercedes López (24), Enzo Ricardo Alvarado (28), Ronald Nicólas Fernández Aliendro (26) Iván Alexis Luna (25) y el sargento Jorge Luis Gómez (33).

A su vez, las protestas de los vecinos continuaban esta tarde en los alrededores de la comisaría local al grito de "¡justicia!, ¡justicia!" y contra lo que ellos consideran un caso de "gatillo fácil".

"Lo mataron de dos tiros por la espalda, y a las dos horas recién llegó la ambulancia, aunque ya estaba muerto", relató a la prensa uno de los manifestantes y añadió: "Lo mataron, se vinieron y se quedaron como si nada (en la comisaría)".

El anterior caso de "gatillo fácil" cometido en Córdoba fue el de Valentino Blas Correas (17), quien en la madrugada del pasado 6 de agosto murió tras recibir un disparo en el omóplato cuando viajaba en el asiento de atrás de un Fiat Argo junto a un grupo de amigos, que habrían intentado evitar un control policial.

Por el hecho hay 13 policías imputados (7 detenidos) y tres empleados de la Clínica Aconcagua, donde no quisieron atenderlo cuando agonizaba y están acusados de abandono de persona.

Esta nota habla de:
Más de Sociedad
El Gobierno nacional fijó como feriados turísticos, también llamados "puente", para el año 2021 los días 24 de mayo, 8 de octubre y 22 de noviembre. La medida fue adoptada por el presidente Alberto Fernández, por medio del Decreto 947/2020, publicado en el Boletín Oficial, con la firma también del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el ministro del Interior, Eduardo de Pedro.
En un nuevo aniversario de su muerte, sus padres siguen esperando justicia: el único procesado en el expediente es uno de los jóvenes que bajó su cuerpo para que fuera atendido. Mientras se retoma una tercera pericia sobre las balas del grupo Albatros, los prefectos que dispararon se encuentran con falta de mérito.

Tres años sin "Rafita" Nahuel: cómo sigue la causa