Política

Alak busca expropiar tierras en el Conurbano para construir cárceles

Además quiere construir 30 alcaidías con capacidad para 300 personas cada una. Fuerte giro en la política penitenciaria.

El ministro de Justicia bonaerense, Julio Alak, mantuvo una videoconferencia con legisladores a quienes presentó el Plan de Infraestructura Penitenciaria, un programa que busca crear seis unidades penitenciarias y 30 alcaidías en el territorio bonaerense.

El anteproyecto contempla por un lado, una serie de expropiaciones para la construcción de cárceles en Quilmes, Merlo, La Matanza y Moreno. Y por otro, la construcción de 30 alcaidías con capacidad cada una para alojar a unos 300 detenidos.

La iniciativa abrirá en los próximos días una discusión legislativa por la expropiación de terrenos y el impacto socioeconómico que generarán las alcaidías y nuevas cárceles en los lugares determinados.

Por caso, ya existieron algunos contrapuntos con uno de los puntos elegidos para levantar la futura unidad penitenciaria de Quilmes, cuya ubicación sería sobre la bajada de la autopista Buenos Aires-La Plata, del lado del río.

En cuanto al financiamiento, el ministro de Justicia explicó que tiene garantizado fondos de Nación para construir dos unidades penitenciarias y 10 alcaidías. En tanto se espera que Axel Kicillof pueda sumar fondos en el proyecto de presupuesto que estará enviando en noviembre a la Legislatura. Para el resto de los fondos, en el gobierno apuntan a la asistencia de organismos multilaterales de créditos.

De acuerdo al texto del plan de infraestructura -al que LPO pudo tener acceso- se buscará culminar obras ya iniciadas para sumar 1.940 nuevas plazas de alojamiento y encarar obras para crear otras 18.000, ya sea en nuevas unidades penitenciarias, nuevas alcaidías departamentales y nuevas casas de pre-egreso.

Con el Plan de Infraestructura Penitenciaria, el gobierno de Axel Kicillof busca sumar 20.000 nuevas plazas al sistema.

En el informe, el gobierno asegura que la provincia registra la superpoblacion penitenciaria "mas grande de su historia" y cita un informe de ONU en el que destaca que el sistema penitenciario bonaerense cuenta con 24.100 plazas y una capacidad tolerable o adaptada de hasta 31.300 plazas.

Sin embargo, a nivel nacional se registran 92.100 personas privadas de la libertad, de las cuales 46.565 se encuentran alojadas en el sistema penitenciario provincial. Eso representa mas de un 50% de la totalidad de los detenidos del país.

En tanto, de las 46.565 personas alojadas en la provincia, 40.968 pesonas se encuentran en las distintas unidades penitenciarias y alcaidias, 5.471 en dependencias policiales, y 2.126 bajo el regimen de monitoreo electronico. "Eso refleja que el deficit de plazas es mayor a las 20.000", aseguró el ministro.

"La tensión discursiva respecto de la crisis carcelaria es ?liberaciones' o ?ladrillos'. Y nosotros estamos eligiendo los ladrillos".

El gobierno tuvo un giro importante en cuando a la política penitenciaria. Apenas asumió en el cargo, Kicillof ordenó a Alak la creación de una mesa de diálogo para contener una situación casi desbordante en el siempre complejo diciembre argentino.

Por entonces, se apuntaba a un discurso vinculado con la liberación de presos. Allí apareció la Comisión Provincial por la Memoria (CPM), quien planteó la necesidad de liberar entre 10.000 y 15.000 presos de las cárceles bonaerenses.

Esa propuesta fue un escándalo y terminó por dinamitar la mesa de diálogo instrumentada por Alak para reunir a todos los actores institucionales del área y evaluar soluciones comunes.

En la exposición de este martes, Alak dejó en claro un giro en la política penitenciaria de la provincia. "La tensión discursiva respecto de la crisis carcelaria es ?liberaciones' o ?ladrillos' y nosotros estamos eligiendo los ladrillos", aseguró el ministro.

Más de Política
Así lo estableció una medida cautelar dictada por la Sala II de la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso, Administrativo y Tributario de la Ciudad. La gestión del Jefe de Gobierno porteño busca concretar allí un proyecto de urbanización de lujo, que por ahora deberá esperar. que incluye un distrito joven y la construcción de un barrio náutico, con edificios de hasta diez pisos.
La Justicia le puso un freno a Larreta y por ahora no podrá vender Costa Salguero