Sociedad

Ofelia Fernández, entre las diez líderes de la próxima generación

Ofelia Fernández fue entrevistada por la revista Time y destacada como una de las "líderes de la próxima generación". La publicación estadounidense la entrevistó, principalmente, por su su activismo de género y su trabajo como legisladora. Además, contó qué pensó cuando le propusieron integrar la lista de candidatos del Frente de Todos y habló de los mensajes agresivos que recibe en sus redes sociales.

"Para muchos jóvenes de 20 años, la cuarentena por coronavirus significó largas horas de clases universitarias remotas o viendo Netflix", comienza el artículo publicado por el medio estadounidense. "Para Ofelia Fernández, la legisladora más joven de América Latina, significó llevar una legislatura de la ciudad al living de la casa de su madre". La publicación repone además el debate en el Congreso para legalizar el aborto electivo, y la intervención que Fernández tuvo en ese espacio cuando era una militante estudiantil.

"Todo el proceso fue como una lección de civismo al aire libre", le dijo Fernández a Time sobre las manifestaciones públicas de movimientos de mujeres en reclamo por la legalización del aborto. Sobre las intervenciones que tuvieron distintos legisladores en ese entonces, consideró: "Todos pensamos, si este es el nivel de habilidad, entrenamiento, experiencia en estas cámaras, entonces nadie puede decirnos que no podemos ocupar esos lugares nosotros mismos".

Además, Fernández contó en el artículo que, cuando se le ofreció integrar la lista de candidatos a legisladores, dudó que fuera "la mejor opción de vida" para una joven de 19 años. "No quería ser responsable de que los cambios no ocurrieran", manifestó. "Que sigan retrasando las acciones que los jóvenes piden sobre el medio ambiente, sobre el feminismo", explicó.

También, la legisladora contó que, a diario, recibe mensajes agresivos y amenazas de muerte a través de sus redes sociales. "La verdad es que me molesta", le dijo a Time. "Tengo que recordarme a mí mismo que están haciendo esto no solo para que renuncie, sino también para desanimar a cualquier chica que me vea y se sienta inspirada a dar un paso al frente e involucrarse en el activismo estudiantil, los sindicatos o la política. Así que tengo que resistir".



Más de Sociedad