Mundo

Por ser virutal, Trump se baja del último debate

La organización decidió que se realizara de manera virtual, ya que el presidente tiene coronavirus, pero el magnate quiere que se haga presencial.

"No voy a participar en un debate virtual", fueron las declaraciones de Donald Trump a la cadena Fox Business, a pocos minutos que la Comisión de Debates Presidenciales anunciara que el evento no se realizaría de manera presencial, ya que lo consideró que no es aceptable y "no perdería tiempo" en eso.

Además, acusó a la comisión bipartidaria que organiza el debate de "proteger" a su oponente demócrata, tras el comunicado donde precisaron que será un encuentro al estilo 'town hall meeting' -un foro con preguntas ciudadanas- y que los dos candidatos participarán desde "lugares remotos separados".

Además, ha indicado que el debate será moderado por Steve Scully, jefe de Política de la cadena de televisión C-SPAN, y que tanto él como el resto de participantes, excepto los dos candidatos, estarán en el Centro Adrienne Arsht, en Miami, el lugar inicialmente previsto para la cita.

La segunda ola del coronavirus avanza sin freno por Europa

Esta decisión en principio ponía fin a las dudas si el debate se iba a realizar ante el positivo de Trump, que actualmente está en la Casa Blanca pero todavía no ha superado la enfermedad y sigue siendo transmisor del virus. El mandatario aseguró ayer que haberse contagiado fue "una bendición de Dios".

"Si estás en el hospital y te sientes mal, estamos trabajando para que obtengas las mismas drogas que tomé, que lo obtengas gratis y rápido, tenemos cientos de miles de dosis que están casi listas. Ya tengo todo listo para autorizarlo, lo vamos a firmar ya y se van a recuperar", aseguró el presidente en un video difundido en su Twitter.

Facebook y Twitter eliminan las publicaciones de Trump dónde equipara el COVID con la gripe

Desde el jardín de la Casa Blanca y sin tapabocas, el mandatario aseguró que lograr la aprobación de estas drogas experimentales, principalmente Regeneron, es ahora "mucho más importante que la vacuna".



Más de Mundo
Es indudable que la técnica ocupa un lugar cada vez más importante en la política, y muy específicamente en el campo electoral. Todas estas valiosas herramientas, algunas más antiguas, como las encuestas y todo lo que tiene que ver con el marketing, y otras más recientes como las redes sociales o el Big Data, han cobrado gran protagonismo en los últimos tiempos. Sin embargo, todo este instrumental no puede sustituir de ninguna manera a la dimensión constitutiva de la política, esto es, el universo de las ideas, las propuestas.

Bolivia, la victoria de las convicciones (y la lección contra los atajos)