Mundo

La estafa de Luis Suárez para pasar un examen en Italia

El delantero uruguayo habría pactado con la universidad de Perugia las preguntas y la nota final antes de examinarse

El futbolista uruguayo Luis Suárez apenas sabe "conjugar los verbos italianos, habla en infinitivo". Pero aún así le dieron el título correspondiente al nivel B1 de este idioma, un nivel intermedio requerido para poder obtener el pasaporte de este país. Según ha podido confirmar este diario, la Fiscalía de Perugia ha encontrado "irregularidades" en el examen que el delantero del Barcelona realizó la semana pasada con el fin de poder conseguir la nacionalidad italiana e investiga a los funcionarios que organizaron el fraude.

"Desde febrero estábamos haciendo unas investigaciones sobre la Universidad de Perugia y ahora hemos encontrado algo que no tiene nada que ver, que una serie de funcionarios orquestaron una prueba amañada a Suárez", asegura a La Vanguardia el coronel de la Guardia di Finanza Selvaggio Sarri, al frente del caso.

De que se trata el impuesto "Alfajor Jorgito" que quiere cobrar un intedente al campo


Suárez quería sacarse el pasaporte italiano y fichar por el Juventus

Suárez quería sacarse el pasaporte para no ocupar una plaza de extracomunitario y facilitar el posible fichaje por el Juventus, finalmente fallido después de que el club no llegase a tiempo a inscribirlo para la Champions.Y los funcionarios de la Universidad para Extranjeros de Perugia, atraídos por la idea de tener futuras relaciones con un futbolista millonario o con el mismo equipo turinés, le pusieron todo tipo de facilidades.

El mismo centro organizó entonces una serie de clases a distancia y un examen que hizo el pasado viernes. "Sí que es verdad que hizo un curso de tres horas durante una semana, pero sólo aprendió las preguntas que le iban a salir en el examen, que conocía desde el principio", declara el coronel. "Es decir, habla muy poco: sólo sabe decir lo que ha aprendido para el examen, del que sabía la nota antes de presentarse".

Escrachan a una mujer robandose 20 latas de atún


Las escuchas telefónicas de los funcionarios investigados, publicadas en La Repubblica, son también muy claras. "No pronuncia una palabra", decía encargada de preparar el curso Stefania Spina. "Debe aprobar porque con 10 millones por temporada de sueldo no puedes hacerlo caer porque no tiene el B1". Algo difícil, porque tiene un nivel básico, el A1, y "no conjuga los verbos". "Habla en infinitivo".

"Habla muy poco, sólo sabe decir lo que ha aprendido para el examen", dice un policía

De hecho los funcionarios que organizaron la estafa tenían una gran preocupación: que el futbolista no se encontrase con periodistas en la salida del examen. Una sola declaración a la prensa habría bastado para comprobar que su nivel de italiano no es tan elevado como el que exige el pasaporte desde los decretos aprobados por el exministro del Interior Matteo Salvini.

El delantero no está investigado. La Fiscalía sólo tiene los ojos puestos en las irregularidades que puedan haber cometido los encargados del curso, que pueden ser acusados de delitos como revelación de secretos o falsificar documentos públicos. Entre los investigados se encuentran la rectora de la universidad, Giuliana Grego Bolli, y el director general Simone Olivierin.

La angustia de Caruso Lombardi: "Tengo muchos amigos contagiados"


Suárez sólo será castigado sin su título de italiano. "Si todavía le interesa tener el pasaporte tendrá que volver a hacer el examen", bromea el coronel Sarri.

El jugador negocia ahora su incorporación al Atlético de Madrid, pero antes deberá acordar con el Barça la rescisión de su contrato, algo que por el momento está encallado ya que el conjunto blaugrana no quiere regalar a Suárez a un rival directo en la Liga, asumiendo además más de la mitad de la ficha de la temporada actual.

La Vanguardia

Más de Mundo