CORONAVIRUS

La pandemia también obliga a suspender la Peregrinación a Luján

Cada año cientos de miles de fieles caminan kilómetros para cumplir con la compresa que le realizaron a la Virgen de Luján.

El arzobispo de Buenos Aires, Mario Poli, anunció que la Peregrinación a Luján, prevista para el primer fin de semana de octubre, no se realizará porque "todos los servicios están afectados por la pandemia" de coronavirus y pidió así a los fieles una oración "en el templo, en la parroquia o sencillamente en la casa".

"Queríamos decírselo porque algunos de ustedes, a pesar de las circunstancias, seguramente tienen alguna promesa que cumplir por una gracia recibida de la Virgen y también para pedir por una circunstancia especial que está atravesando un familiar o amigo", expresó Poli a través de un mensaje difundido por Facebook.

Kicillof prepara todo para levantar la cuarentena y arrancar con el distanciamiento social


Asimismo, el arzobispo pidió a los fieles "que cambien esta promesa" y aseguró: "Seguramente nos vamos a encontrar el año que viene para rendirle nuestra devoción a la Virgen". Cada año cientos de miles de fieles caminan kilómetros para encontrarse en la basílica de Luján y rezarle a la virgen.

"En este tiempo en que nos tenemos que cuidar todos y cuidar a los demás, seguramente la Virgen va a tomar el cumplimiento de las promesas en la forma en que nosotros lo hagamos: podemos hacer una oración en el templo, la parroquia en algún oratorio o sencillamente en nuestra casa, con una estampa", enfatizó.

En ese punto, aseveró que "en este tiempo tenemos que pedir muy especialmente para que Dios por medio de la santísima Virgen nos libre de este flagelo que estamos padeciendo los argentinos y toda la familia humana".

Confirman 43 nuevas muertes por coronavirus en las últimas 12 horas


"Hemos visto por televisión el cansancio que tienen aquellos que están en la primera línea: los médicos, los enfermeros, los administrativos de hospitales y clínicas; vamos a sostenerlos con la oración", resaltó.

También, pidió rezar "especialmente por la gente que ha perdido el trabajo. Sabemos que hay mucha gente que la está pasando mal; la solidaridad nos llama a rezar mucho y pedirle a Dios para que nos dé una mano".

Más de CORONAVIRUS