Mundo

Un enorme incendio deja sin techo (otra vez) a 13 mil refugiados

El campo en la isla de Lesbos alberga a más de 12.000 solicitantes de asilo, cuatro veces su capacidad. El Gobierno declara el estado de emergencia en la isla y anuncia medidas para realojar a los inmigrantes

Un incendio en el campo de migrantes de Moria, en la isla griega de Lesbos, ha destrozado casi la totalidad del campamento.

Según los bomberos, unos "incendios dispersos en los prados de alrededor del campamento pero también en el interior de la estructura" movilizaron a 25 bomberos y 10 vehículos para evacuar el campo más poblado de Europa, que alberga a casi 12.700 solicitantes de asilo -cuatro veces su capacidad-. Los bomberos precisaron que no hubo víctimas pero "sí algunos heridos leves con problemas respiratorios por el humo".

De acuerdo con el sitio de información local Lesvospost, más de 3.000 tiendas de campaña, miles de contenedores, oficinas administrativas y una clínica en el interior del campamento ardieron. Según el presidente del sindicato de los bomberos de Lesbos, Yorgos Ntinos, el campamento "está quemado al 99%".

Sin embargo, el Gobierno griego ha señalado que el incendio no ha dejado sin techo a la totalidad de sus cerca de 13.000 habitantes, sino a entre 3.000 y 4.000.

El ministro de Estado, Yorgos Yerapetritis, declaró que, según una primera evaluación, se ha quemado la estructura central del campo, pero en el pinar que la rodea -donde vive la mayoría- la destrucción no ha sido total.

La prioridad del Gobierno ahora es proteger a la población más vulnerable y traer carpas desde islas cercanas y alimentos para ofrecer una primera solución de albergue a los que se han quedado sin techo.

Respecto a las personas mas vulnerables, recordó que esta misma mañana la Comisión Europea se comprometió a trasladar a 400 menores no acompañados a la parte continental de Grecia. Los menores serán trasladados hoy mismo, precisó.

ESTADO DE EMERGENCIA EN LESBOS

El Gobierno griego ha declarado el estado de emergencia para los próximo cuatro meses y ha anunciado medidas inmediatas para realojar a estas personas.

La primera, esta mañana, fue bloquear la carretera que lleva desde Moria a Mitilene, la capital de la isla, situada a unos 7 kilómetros, para evitar así la propagación.

Mientras las autoridades buscan un lugar para alojarlos, los migrantes se están paseando por las cenizas en busca de algo que recuperar de los escombros, sin nadie que les prohíba entrar en un recinto que todavía no es seguro.

"La zona paga el precio de la indiferencia y el abandono", Stand by Me Lesvos, una asociación que agrupa a lugareños y refugiados, que pide a las autoridades que actúen rápidamente para encontrar una solución para los solicitantes de asilo que quedarán sin hogar tras el incendio.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, expresó su "profunda tristeza" por el incendio y añadió que la Unión Europea estaba lista para ayudar. "Profundamente triste por los eventos en el campo de refugiados de Moria, en Grecia. He pedido al vicepresidente (de la Comisión), Margaritis Schinas, que viaje a Grecia lo antes posible", señaló en Twitter, al tiempo que añadía que el bloque esta "listo para ayudar".

REVUELTA POR REFUGIADOS EN AISLAMIENTO

Según la agencia de prensa griega ANA, los incendios habrían comenzado tras la revuelta de algunos solicitantes de asilo que iban a ser puestos en aislamiento, porque dieron positivo por coronavirus o estuvieron en contacto con una persona contagiada.

La semana pasada, las autoridades detectaron un primer caso de coronavirus en el campo de Moria y pusieron el recinto en cuarentena.

Tras efectuar 2.000 pruebas de detección, 35 personas dieron positivo por Covid-19 en Moria, 34 de ellas asintomáticas.

Con el incendio, "todo el mundo se ha dispersado y los casos positivos se han mezclado con los otros", afirmó una fuente policial el miércoles en Lesbos.

Desde mediados de marzo, se impusieron estrictas medidas de circulación en los campos de migrantes.

El gobierno no ha eliminado esas restricciones pese a las críticas de las ONG de derechos humanos que consideran estas medidas "discriminatorias" porque en mayo se levantó el confinamiento en el país. Estas ong denuncian el confinamiento de los solicitantes de asilo en estas estructuras que no están adaptadas para aplicar las medidas preventivas necesarias.

"UNA TRAGEDIA EVITABLE"

Varias organizaciones humanitarias pidieron hoy el traslado inmediato de los refugiados del campo de Moria y reclamaron un cambio radical de la política migratoria de la Unión Europea (UE).

En un comunicado conjunto Oxfam Intermón y el Consejo Griego para los Refugiados destacaron que se trata de una "tragedia totalmente evitable", consecuencia de años de "una respuesta equivocada de la UE y sus estados miembros a la llegada de personas que huyen del conflicto y la persecución".

En los últimos años, las organizaciones de ayuda humanitaria han criticado el campo de Moria por su falta de higiene y su hacinamiento y piden a las autoridades griegas que trasladen a los solicitantes de asilo más vulnerables.

Los disturbios y las peleas son casi diarios. Desde enero hasta finales de agosto, cinco personas fueron apuñaladas en más de 15 ataques.

En marzo pasado, una niña murió en un contenedor quemado. En septiembre de 2019, dos personas fallecieron en un incendio.

Más de Mundo