Opinión

El sexo virtual, el gran ganador en tiempos de pandemia

Esta cuarentena despertó en la gran mayoría de las personas las ganas de conocer a alguien. Aumento la demanda por la televisión y los dispositivos electrónicos: celulares, notebook, tablets. También aseguró que las personas somos seres deseantes e hizo una comparación polémica: "vivimos como perros detrás del hueso".

Por Pamela Vilán
Licenciada en Psicología/Turismo de Aventura/Tel-Wpp: +54911-27638196

Según el artículo que publicó el sitio La Columna Noa, durante la pandemia estuvimos sumergidos en la incertidumbre. Cocinamos 1000 recetas que jamás hubiesen hecho. Hicimos deporte en casa. Limpiamos cada rincón. Esta cuarentena despertó en la gran mayoría de las personas las ganas de conocer a alguien. Aumento la demanda por la televisión y los dispositivos electrónicos: celulares, notebook, tablets. Conocer a alguien no significa que sea una relación estable o quizás para pasar el momento. Ese momento que pudo ser angustiante para algunos o para otros es una situación que se presentó a causa de la cuarentena.

En la búsqueda de ese alguien puede ser también que sea para algo a futuro. O hay gente que no deja al azar. Un gran porcentaje de estas personas apuestan al amor verdadero, porque creen que existe ese amor. Ese amor que va a durar toda la vida y que mágicamente se lo puede encontrar allí. Y esa libido que se pone en la búsqueda de esa persona ideal, seduce, porque el exterior da tanto miedo y angustia que vos sales en busca de la protección, de alguien, de un otro que nos contenga, que nos escuche,aunque sea a la distancia. El pensar que mañana va a estar todo bien, mañana lo voy a poder abrazar y la esperanza que sea la persona que andaba buscando hace tiempo. Algo que nos dejó esta pandemia es el aumento de las redes sociales y citas. Estas famosas apps como tinder, happn, bumblee. Y ahí es cuando la persona despliega todo su potencial en estas apps y comienza la búsqueda de ese encuentro, del juego de seducción, algunos van a lo concreto y directo. 

Hay claridad y seguridad. No tiene porque ser un tabú el hecho que en estas apps de citas de común acuerdo por ejemplo pasar una noche mediante video llamada o tener una noche de sexo virtual tenemos que sacarnos ese tabú que el sexo no es un tabú es un placer un disfrute, un goce. Pero no todo se animan a esta liberación y a sacarse estos tabúes. Vivimos en una sociedad con muchos prejuicios y miedos a la hora de mostrarse con el otro.

El famoso efecto de conocer a alguien de esta app el día de mañana cuando todo termine voy a conocerlo/a hay un después. ¿Qué es lo que se juega? No sólo un deseo sexual, de conexión, porque de hecho somos seres deseantes. Todos vivimos deseando, somos como perros tras el hueso. Esa es nuestra misión en la vida, una vez que tenemos un objetivo vamos en busca del otro y así sucesivamente. Entonces una vez inmersos en esta app que también alimenta nuestro ego hay algo que se juega desde nuestro propio narcisismo (admiración excesiva y exagerada que siente una persona por sí misma, por su aspecto físico o por sus dotes o cualidades). Muchas relaciones se formaron a través de estas apps en esta cuarentena, y ahora queda al enfrentarse el cara cara. Quedó impuesto en nosotros un cambio de paradigma. 

El Covid nos marcó. Marcó muchas cosas positivas de la sociedad y a la vez muchas cosas negativas y dolorosas. Creo que mucha gente puso libido ( deseo sexual de una persona) y resaltó esa líbido, ese deseo porque son necesarios para vivir. Mucha gente evitó situaciones de angustia y sentirse sola mediante haber conocido alguien en estas apps de citas. Tener la esperanza el día de mañana salir a caminar con alguien. Quizás muchas citas quedarán truncadas no funcionarán o solo se verán luego de haber hablado días semanas o meses. Pero durante ese periodo de cuarentena, la persona pudo fantasear, imaginar, proyectar y sentirse acompañada escuchar y escucharse. Cuantas historias. Qué lindo sería conocer alguna de esas personas y ver el encuentro cara a cara luego de días de hablar e imaginar como sería ese encuentro después mirar a través de una pantalla. Queda la gran verdad qué pasa después de una relación virtual. Contame tu historia para publicarla en este espacio.


Esta nota habla de:
Más de Opinión
Desde que el presidente de Francia pronunció la frase, todo el mundo está hablando ya de la pandemia repitiendo que "estamos en guerra contra un enemigo invisible". Pareciera que esta guerra es contra un virus. Pero como mínimo hay que hacer dos observaciones a esta visión superficial.
Covid-19: ¿un virus o la III Guerra Mundial?