CORONAVIRUS

Alberto con el latigo: le pegó a los runners, a Larreta, y a Cristina Pérez la mandó a leer la Constitución

El Presidente brindó una larga entrevista televisiva donde habló de todo. No ocultó su desacuerdo con la decisión de Larreta de habilitar a los runners y contó que le pidió al Jefe de Gobierno porteño que limitara la salida diaria para actividad física. Además, confrontó con la conductora cuando cuestionó su decisión de intervenir Vicentin.

El presidente Alberto Fernández anunció que a partir del viernes caducarán todos los permisos vigentes de usuarios del transporte público para garantizar que sólo viajen los trabajadores esenciales, y abogó por restringir la circulación en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) ante el aumento de casos de coronavirus.

"A partir de las 0 horas de mañana, solamente van a poder utilizar el transporte público los que sean trabajadores esenciales, y van a caducar los permisos en las aplicaciones", anticipó el mandatario. Si bien esta medida ya estaba en vigencia, el gobierno decidió que todos los usuarios que sean trabajadores esenciales vuelvan a tramitar sus permisos, para un mayor control debido al incremento de la circulación entre el conurbano y la ciudad de Buenos Aires.


Fernández sostuvo que acordó esta medida junto al gobernador bonaerense, Axel Kicillof, y el vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli, durante la reunión que mantuvieron hoy en Olivos, donde los tres coincidieron en que "lo que pasa en la Ciudad es exactamente igual a lo que pasa en la provincia de Buenos Aires". 

El jefe de Estado justificó esta decisión ante la necesidad de hacer "entender" a la sociedad que "la circulación potencia el riesgo y el contagio", además de que "la mayor preocupación viene porque hay un mayor nivel de ocupación de camas" en el sistema de salud por "enfermedades propias del invierno".

"El 95 por ciento de coronavirus está concentrado en el AMBA, y cuando aumentó la circulación, aumentaron los contagios", enfatizó Fernández durante una entrevista concedida al canal Telefe. En referencia al aumento de casos registrados en el AMBA, el Presidente expresó: "Querían salir a correr, salgan a correr; querían salir a pasear, salgan a pasear; querían abrir los locales de ropa, estas son las consecuencias".  

  "Mi compromiso ético con los habitantes de Argentina es no abandonarlos, y cuidar su salud", dijo y añadió: "Cuando veo que las camas se ocupan de este modo, digo que prestemos atención a lo que estamos haciendo, porque algo no estamos haciendo bien".

Fernández planteó además que pese a que el país vive un momento económico "muy traumático", si no se toman medidas para restringir la circulación "la vida de muchos argentinos corren riesgo, y no quiero hacerme el distraído", subrayó. "Los que le prestaron atención a la economía, ahí los tienen. Miren al lado: 46 mil muertos en Brasil", ejemplificó.

Además, adelantó que junto a Kicillof y Santilli acordaron que mañana se reunirán los ministros de Salud de las tres jurisdicciones para fijar un "criterio límite" respecto de "hasta dónde puede aguantar este riesgo sin que se profundice la cuarentena", que actualmente rige hasta el 28 de junio.  


"Le pedí a Larreta y Santilli que veamos la posibilidad de controlar mejor las salidas que ellos han permitido, y buscar un mecanismo para que se salga menos", apuntó, en referencia a actividades recreativas que estaban permitidas en la Ciudad, como el running.

Sobre ese punto, indicó que solicitó a ambas jurisdicciones "tener en cuenta dos parámetros" para tomar decisiones, en referencia a "la velocidad del contagio, que hoy en la Ciudad está en alrededor de los 16 días de duplicación, y en el Gran Buenos Aires en 15, y la ocupación de camas" del sistema de salud.

DURO CRUCE POR VICENTIN

El presidente de la Nación, Alberto Fernández, aseguró hoy que está "absolutamente abierto a escuchar cualquier propuesta" sobre el futuro de la empresa agroexportadora Vicentín, pero que "por ahora nadie trajo una alternativa" a la expropiación.

En ese sentido, sostuvo que se está "expropiando una empresa que cayó en un concurso preventivo, sospechada de maniobras" como el lavado de dinero y que el objetivo de la intervención es "recuperar la empresa".

"Me tomé unos días para no mandar (al Congreso) la ley de expropiación para ver si alguien trae una alternativa, pero por ahora nadie me la trajo. Estoy absolutamente abierto a escuchar cualquier propuesta", aseguró el Presidente esta noche, en un entrevista con Telefé Noticias. "Mi objetivo es salvar un operador nacional del mercado cerealero en la Argentina, que es un mercado muy extranjerizado", afirmó.

Esta nota habla de:
Más de CORONAVIRUS