CORONAVIRUS

Aislaron parte de un barrio popular de Ensenada ante un brote de contagios

Se trata del barrio José Luis Cabezas donde se detectaron 39 casos y otros 50 sospechosos. El operativo de aislamiento social completo abarca a 250 personas del lugar pero hay 1.200 que también están bajo control

Otra alerta roja se encendió en las últimas horas en el conurbano bonaerense por un brote masivo de COVID-19 en una villa miseria y el gobernador Axel Kicillof ordenó aislar totalmente una parte del barrio José Luis Cabezas situado en Ensenada. Es que allí se detectaron entre ayer y hoy 39 casos de coronavirus y hay otros 50 casos sospechosos por analizar.

El operativo de aislamiento total en este barrio vulnerable será igual al de Villa Azul aunque la cantidad de personas que quedarán completamente encerradas por un cordón sanitario es menor. Se trata de unas 250 personas que viven en el barrio que tiene unos 1.200 habitantes. Pero la totalidad de esta villa miseria del conurbano bonaerense seguirá bajo una estricta vigilancia sanitaria y se implementará un sistema de ingresos controlados muy estrictos.

El viceministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, junto con el ministro de Desarrollo Social, Andrés Larroque, y los intendentes de Berisso, Fabián Cagliardi y de Ensenada, Mario Secco, recorrieron esta mañana la zona del barrio José Luis Cabezas y tras analizar los casos de contagio comunitario en aumento definieron con el aval de Kicillof cercar el lugar.

"Hay decisión de avanzar en un nuevo aislamiento total en un barrio para evitar que se propague el virus", comentó a Infobae un funcionario bonaerense.

El temor de la administración de Kicillof es que este tipo de casos de contagios comunitarios se potencie si no se toma una medida drástica de aislamiento total al barrio. Por ello se decidió acordonar gran parte de la villa José Luis Cabeza en Ensenada y se está realizando un operativo fuerte de contención sanitaria y alimentaria en el lugar.

El caso del barrio José Luis Cabezas en Ensenada es muy similar al de Villa Azul donde ya van más de 250 los casos de COVID-19 detectado y donde hubo dos muertes en las últimas horas. Los casos de 39 contagios de COVID-19 en el barrio de Ensenada fueron trasladados al Hospital zonal de ese municipio y a los 50 casos sospechosos se les va a aplicar un hisopado en estas horas.

Según explicaron a Infobae allegados a Kicillof la alerta que se desató en Ensenada y en Villa Azul, sumado a un incremento de casos de coronavirus en los barrios vulnerables en los últimos días, terminan de definir la estrategia que tomará desde el 7 de junio la provincia de Buenos Aires: fijar una cuarentena con dos áreas bien diferenciadas.

En la práctica esto implicará que en el interior de la provincia, donde hay escasa o nula circulación del virus, se van a recuperar gran cantidad de actividades y el aislamiento social será muy flexible. En tanto, en el conurbano se continuará con la fase actual de cuarentena aunque en algunos rubros comerciales podría haber cierta flexibilización mediante medidas de protocolo muy estrictas.

A la vez, Kicillof también quiere mantener el esquema de alerta en los barrios vulnerables y aislar por completo un lugar en el caso de ser necesario como ocurre ahora con Villa Azul y con el barrio José Luis Cabeza de Ensenada. Hay en estos momentos operativos sanitarios para detectar más casos en villas de los municipios de La Matanza, Almirante Brown, Merlo, Moreno, San Martín, La Plata y Ensenada.

Más de CORONAVIRUS