Mundo

Barcelona reabrió las playas: mucha gente, sin distanciamiento social y con el peligro latente

Luego de una larga cuarentena y casi 28 mil muertos en todo España, Cataluña permitió la vuelta a la playa. Sin embargo, se vieron imágenes de gran aglomeración de gente y poco cumplimiento de las medidas de prevención.

Luego de una larga y penosa cuarentena, que dejó un saldo de casi 28 mil muertos en España, Barcelona reabrió hoy las playas, a todo aquel que viva a menos de un kilómetro del mar. Cientos de personas se acercaron a disfrutar de la arena, el sol, bañarse en el mar y practicar deportes. Pero las playas se vieron llenas y sin el debido distanciamiento social de dos metros impuesto durante el estado de alarma por las autoridades.

El buen tiempo animó a muchos catalanes a acercarse hasta la playa y, bien sea por confusión o por desconocimiento, se comportaron como cualquier día de verano, olvidándose del estado de alarma y de las debidas medidas impuestas por el Gobierno para evitar el contagio y la propagación del virus. La mayoría no ha cumplido la normativa instaurada durante la fase 0,5 en la que se encuentra la ciudad de Barcelona.

El Ayuntamiento de Barcelona  provocó ayer cierta confusión sobre la apertura de las playas de la ciudad y área metropolitana, ya que por la mañana expusieron que los barceloneses podrían disfrutar del baño y de tomar el sol; y por la tarde rectificó asegurando que solo se podía pasear.

Debido a la cantidad de ciudadanos que se aglomeró el último fin de semana en el barrio de la Barceloneta, el Ajuntament quiso evitar la imagen repetida de espacios plagados de gente, más aún en estos días de buen tiempo. Las indicaciones establecen que las franjas de edad permanecen, y a las playas solo pueden acceder los ciudadanos que vivan cerca de ellas, a menos de un kilómetro.

LEER MÁS Vía libre en Italia: reabren peluquerías, bares y gran parte del comercio

En respuesta a las salidas en masa de este fin de semana, la Policía Portuaria precintó la zona de césped del paseo Marítimo de la Barceloneta. Des de que se autorizó las salidas para practicar deporte, la Barceloneta acumulaba centenares de deportistas, que aún cumpliendo con las franjas horarias, dificultaba que se pudiera mantener la distancia de seguridad. Además, para redistribuir a los deportistas, se han encendido los aspersores de la zona.

Por su parte, el teniente de alcaldía de Seguridad de Barcelona, Albert Batlle, justificó las imágenes de las playas con gente tomando el sol el día siguiente de mensajes contradictorios enviados por el ayuntamiento sobre que estaba permitido. "Tenemos la ciudad que tenemos, y tenemos que reflexionar: 96 kilómetros cuadrados, 1,7 millones de personas que no pueden ir al teatro, el cine, a los bares, a los restaurantes, a las instalaciones deportivas...", ha respondido al regidor Manuel Valls cuando este le ha reprochado que tenía un "problema bastante grave" de gente en las playas. "Estamos a 20 de mayo, los días son días largos, la temperatura sube y evidentemente puertas al campo no las podemos poner", ha concluido Batlle.

También hoy, abrieron los 148 parques que hay en la ciudad de Barcelona -hasta la fecha solo eran accesibles unos 80-, y para facilitar la práctica deportiva, 22 avanzarán la hora de apertura de las 10 a las 20 horas. En cuanto al Park Güell, solo lo podrán usar los vecinos y no estarán permitidas las visitas culturales.

Desde el Ajuntament informaron que se está estudiando cómo se realizará el mantenimiento de las zonas verdes, porque a causa del cierre de los parques durante semanas, hay más biomasa, los árboles están más frondosos y libres de plagas y existe mucha actividad de pájaros

Esta nota habla de:
Más de Mundo