Sociedad

Marcha atrás: distritos de Buenos Aires, Córdoba, Río Negro y Chubut endurecieron la cuarentena

Localidades como Castelli, Chascomús y Baradero anunciaron que volverán a un confinamiento más rígido, en tanto que Jacobacci (Río Negro) y Gastre (Chubut) hicieron lo mismo ante el aumento de casos. Esta semana, CABA, el distrito con más casos, deberá definir si continúa con su plan de seguir abriendo actividades o se suma a la ola.

El número de casos aumentaron en las últimas horas, o los vecinos no cumplieron con las recomendaciones y las autoridades decidieron volver sobre sus pasos y endurecer la cuarentena. El caso que más ruido causó es el de Córdoba Capital. Luego de 55 nuevos casos, se suspendió la reapertura de comercios, peluquerías, credos y mudanzas desde hoy, ya que hay "circulación comunitaria", explicó el intendente Martín Llaryola. Por el momento seguirán en funcionamiento actividades esenciales e industrias.

En tanto, en Jacobacci (Río Negro) y Gastre (Chubut) volvieron a la fase 1 de la cuarentena a raíz de que se confirmaran dos casos en la primera de las localidades, y que haya corrido el rumor de que uno de esos infectados haya pasado por el pueblo chubutense.

Un par de días antes que culmine la nueva etapa del aislamiento social, preventivo y obligatorio, en algunos distritos de la provincia de Buenos Aires y del interior del país no esperaron a la decisión del presidente Alberto Fernández y decidieron dar marcha atrás con la flexibilización de la cuarentena ante el aumento de casos de coronavirus. 

En la Ciudad de Buenos Aires, la zona con mayor número de infectados del país, el jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta y el vicejefe Diego Santilli se reunirán hoy con expertos en salud para determinar cómo continuará el confinamiento en el territorio porteño. Además del preocupante aumento de casos registrados en las últimas jornadas, se pondrá bajo la lupa el comportamiento social luego del primer fin de semana en el que se permitió las salidas recreativas para niños.

El Ministerio de Salud de la Nación confirmó este lunes nueve muertes y 303 nuevos casos positivos de COVID-19. De las víctimas fatales, cinco corresponden a residentes de la Ciudad, al igual que 169 de los nuevos infectados.

Este martes se cumple la primera semana de la puesta en marcha de la reapertura de comercios de proximidad y de la flexibilización de determinados rubros. En este marco, Larreta y Santilli se reunirán con las autoridades sanitarias para hacer la evaluación de la situación epidemiológica y analizar nuevas medidas. La decisión de cómo continuar la cuarentena se tomará en base a cuatro factores de análisis: evolución de la curva de contagios de COVID-19 en la Ciudad, la movilidad de las personas en el transporte público, la habilitación de una veintena de rubros de comercios barriales, y el comportamiento social de este fin de semana en el que se autorizó por primera vez los paseos de esparcimiento para niños, y el servicio de mudanzas.

Sobre la posibilidad de dar marcha atrás con la flexibilización en CABA, fuentes cercanas al Jefe de Gobierno, manifestaron: "Hay dos indicadores. Por un lado, el cumplimiento de toda la sociedad en el distanciamiento social y la cuarentena. Por otro, el crecimiento sustancial de la curva de los contagios. En base a eso, vamos a tomar la decisión". "Nosotros estamos enfocados en reducir el impacto de la pandemia", resaltaron.

A la espera de la decisión del Gobierno Nacional de cómo avanzar hacia una nueva fase de la cuarentena, localidades de las provincias de Buenos Aires, Río Negro, Chubut y Córdoba Capital decidieron dar marcha atrás con salidas recreativas y permisos otorgados días atrás, luego de evaluar el avance de la pandemia y el comportamiento social ante las flexibilizaciones.

En Buenos Aires, las localidades de Castelli, Chascomús y Baradero anunciaron la decisión este lunes. Luego de que se conocieran nuevos casos de COVID-19 en Chascomús, su intendente Javier Gastón, consideró que "este es el momento" de "volver atrás" con respecto a las medidas de aperturas y "las caminatas saludables" que se habían permitido. El aumento de infectados en dicho municipio, provocó que Francisco Echarren, jefe comunal de la localidad vecina de Castelli, tome la misma decisión. Si bien allí no se registraron hasta el momento casos de coronavirus, Echarren decidió sacar las salidas recreativas y actividades del sector profesional.

"Vamos a cuidar a la ciudad", expresó el intendente a través de sus redes sociales y explicó que se tomó esa decisión ya que "muchos vecinos no respetaron las normas". Por su parte, Baradero retrocedió en las flexibilizaciones luego de que la semana pasada se confirmaran los primeros tres casos positivos del distrito.


Esta nota habla de:
Más de Sociedad
La UTT entregó bolsones de alimentos y desde La Poderosa hicieron lo propio con viandas calientes con carne, fruta y agua mineral. En tanto, mientras la ministra de Gobierno bonaerense dijo que la situación "está controlada", Arroyo dijo que "el ánimo de las familias en general está bien, en un contexto muy difícil". Además, el repudio a Sebreli por parte del Llamamiento Argentino Judío.
Villa Azul: entre la entrega de alimentos y el control de una situación muy complicada