Sociedad

Los Alcaldes convencieron a Kicillof y la cuarentena en la Provincia será más suave

El Gobernador dio vía libre para la apertura de comercios de cercanía, actividades manufactureras y la construcción privada, aunque estos deben cumplir con estrictos protocolos sanitarios para evitar la propagación del coronavirus.

A pocos días para que finalice una nueva etapa de la cuarentena obligatoria, el Gobernador de la Provincia de Buenos Aires autorizó a sumar más actividades e intentar comenzar a girar la lastimada rueda económica de la Provincia. La decisión tomada por Axel Kicillof responde al pedido de distintos intendentes, presionados por la grave crisis que desató la emergencia sanitaria. En ese sentido, desde la Gobernación tuvieron en cuenta la población con necesidades básicas insatisfechas, el hacinamiento crítico, la cantidad de adultos mayores y la movilidad de personas de cada uno de los municipio.

En primer lugar, se habilitarán las actividades manufactureras y de construcción privada, siempre y cuando se cumplan "todos los parámetros epidemiológicos y sanitarios requeridos por la normativa nacional y provincial", se presenten estrictos protocolos sanitarios y de funcionamiento, se verifiquen las posibilidades de fiscalización por parte del distrito y las empresas garanticen el traslado de los trabajadores, sin la utilización del servicio público de transporte de pasajeros.

En la misma línea, se aprobará la excepción para las actividades comerciales de cercanía que cumplan todos los parámetros sanitarios arriba mencionados, que presenten los protocolos correspondientes y que sean operadas por sus propios dueños o con empleados y empleadas locales.

"Se sugiere, además, que la atención y entrega de los productos, de ser posible, se realice en la vereda de los comercios, sin necesidad de ingreso al local y con las medidas de distanciamiento social que correspondan", detallaron.

Por otro lado, explicaron que "dada la alta capacidad de contagio de algunos servicios personales por la cercanía entre quien presta el servicio y el usuario", no se habilitará las siguientes actividades en el área del AMBA y los aglomerados de más de 500 mil habitantes:

? Servicios de alojamiento;

? Servicios de peluquería y estética;

? Venta minorista de productos textiles; prendas y accesorios de vestir; calzado; juguetes; artículos de esparcimiento y deportes: solo venta telefónica o por canales electrónicos, con entrega a domicilio;

? Servicios de comidas y bebidas: solo entrega a domicilio o retiro en el local.

Además, continuarán prohibidas, al igual que en todo el territorio nacional, las siguientes actividades:

? Dictado de clases presenciales de todo tipo y especie;

? Eventos públicos y privados de todo tipo y especie;

? Centros comerciales, cines, teatros, centros culturales, bibliotecas, museos, restaurantes, bares, gimnasios, clubes y cualquier espacio público que implique la concurrencia de personas;

? Transporte público de pasajeros interurbano, interjurisdiccional e internacional;

? Actividades turísticas y apertura de parques, plazas o similares.

Para avanzar en la flexibilización, el Gobierno bonaerense destacó "de la heterogeneidad existente a lo largo y a lo ancho de la provincia en materia productiva, sanitaria, de densidad de población y de factores de riesgo asociados con el eventual contagio del virus SARS-Cov-2 en determinadas zonas".



Esta nota habla de:
Más de Sociedad
La UTT entregó bolsones de alimentos y desde La Poderosa hicieron lo propio con viandas calientes con carne, fruta y agua mineral. En tanto, mientras la ministra de Gobierno bonaerense dijo que la situación "está controlada", Arroyo dijo que "el ánimo de las familias en general está bien, en un contexto muy difícil". Además, el repudio a Sebreli por parte del Llamamiento Argentino Judío.
Villa Azul: entre la entrega de alimentos y el control de una situación muy complicada