Sociedad

Segunda muerte en el día y ya suman ocho las víctimas fatales en Argentina

Una mujer de 77 años falleció en Chaco y se sumó a la paciente de 81 años que murió esta mañana en el Sanatorio Otamendi de la Ciudad de Buenos Aires. Había tenido contacto estrecho con un viajante.

Dos nuevas muertes se sumaron a la triste lista de argentinos que perdieron la vida por culpa del coronavirus. Dos mujeres fallecieron hoy, una en Chaco y la otra en la ciudad de Buenos Aires y ya son ocho los muertos en el país.

La paciente chaqueña tenía 77 años y se encontraba internada en el sanatorio La Sagrada Familia, de Resistencia. Anoche recibió el diagnóstico positivo por coronavirus y falleció en horas de la mañana. Tenía diabetes y obesidad, que habrían complicado su cuadro clínico.

Según medios locales, si bien no registraba antecedentes de viaje al exterior participó de un retiro espiritual realizado los días 7 y 8 de marzo del que también formaron parte otros dos casos positivos por covid-19 en el Chaco: la jefa de Consultorios Externos del Hospital Perrando, Gabriela Monzón, y el sacerdote Sandro Zacarías y del que también habrían participado alrededor de 40 personas.

Más temprano, en CABA, una paciente de 81 años murió en el Sanatorio Otamendi de la Ciudad de Buenos Aires, y se había convertido en la séptima víctima fatal en el país. 

Según confirmaron las autoridades, se trató de "una mujer de 81 años de contacto estrecho con un viajante, de 82 años también internado en el Otamendi y confirmado con COVID-19, que había regresado de un viaje a los Estados Unidos".

En este marco, las autoridades sanitarias de la Ciudad informaron que al día de hoy se registran 174 casos positivos de coronavirus (135 residentes y 39 no residentes). Y que de ese total, 119 están hospitalizados.

Más de Sociedad
La jueza María Carolina Castagno ordenó desalojar de la estancia Casa Nueva a Dolores Echevehere y a los intengrantes del Proyecto Artigas que habían puesto en marcha allí un modelo agrario sostenible. La magistrada hizo lugar así al pedido de Luis Miguel Etchevehere y sus hermanos y dejó sin efecto la resolución dictada por el juez Raúl Flores. El exministro macrista celebró la decisión de la jueza y reclamó que la policía de Entre Ríos concrete el desalojo, pero la defensa de su hermana apelará con efectos suspensivos ante el Tribunal Superior de Justicia entrerriano, lo que dejaría sin efecto la medida de Castagno hasta tanto el tema se resuelva de manera definitiva en esa instancia.

La jueza se puso del lado de los varones Etchevehere