Mundo

El coronavirus le gana a Bolsonaro y cae 4 puntos en su imagen

El liderazgo del presidente brasileño comienza a mostrar un declive en las encuestas, un fenómeno que parece estar directamente vinculado a su errática postura frente a la pandemia.

El jefe de Estado de Brasil, Jair Bolsonaro, aseguró que "la gente no puede quedarse en su casa", en desacuerdo con las recomendaciones de aislamiento. Además, no respeta la cuarentena y sale a saludar a sus seguidores a la puerta del Palacio del Planalto. Estas y otras actitudes lo afectan y lo hacen caer cuatro puntos en su imagen positiva.

Asimismo, calificó de "histeria" las medidas de seguridad por el coronavirus, al cuestionar a varios gobernadores de su país que decretaron el cierre de los comercios. Estas irresponsabilidades ante el manejo de la pandemia no pasan desapercibidas y su popularidad cayó abruptamente 4 puntos porcentuales este mes, según un sondeo del instituto Ipespe para XP Investimentos.

LEER MÁS Argentina: las Fuerzas Armadas ya tienen las instrucciones para la prevención

La encuesta indicó que el 30% considera el gobierno de Bolsonaro es muy bueno, frente al 34% el mes pasado, y el 31% lo encuentra regular, ante el 27% que arrojó en febrero. Para su elaboración fueron entrevistadas 1.000 personas entre el 16 y el 18 de marzo.

Cabe recordar que Bolsonaro, mientras estaba en cuarententa, salió a saludar durante una hora a decenas de seguidores en la puerta del Palacio del Planalto, en el marco de las manifestaciones a favor del cierre del Congreso, que hicieron sus seguidores de la extrema derecha oficialista.

LEER MÁS La carta del presidente donde explica el confinamiento hasta fin de mes

"Cuando se prohíben partidos de fútbol y otras cosas, se parte de la histeria. Prohibir una cosa acá, otra allá, no va a contener la expansión", dijo Bolsonaro en declaraciones televisivas.

El mandatario, que también había dicho que el coronavirus era una "fantasía", ahora se contradice al afirmar que su gobierno "debe tomar medidas porque lo del virus puede ser más grave".

"La economía tiene que funcionar, porque si no tendremos una ola de desempleo. El desempleo lleva a las personas a no alimentarse bien y quedan sensibles. Infectadas. Pueden morir", sostuvo con un razonamiento que muchos calificaron de "simplista", "irresponsable" y de ser un "atentado a la salud pública".

LEER MÁS Alberto confirmó cuarentena obligatoria desde la medianoche en todo el país


Esta nota habla de:
Más de Mundo