Deportes

Coronavirus: fuerte presión para que el fútbol entre en la cuarentena y no se juegue

Si bien todavía no quisieron confirmarlo oficialmente, es un secreto a voces que mañana se suspenderá toda la actividad y la pelota se parará en la Argentina.

La presión sostenida con firmeza, casi por unanimidad, por los planteles profesionales de la Superliga y en menor medida por el ascenso, habría logrado quebrar la negativa casi en soledad del titular de Futbolistas Argentinos Agremiados, Marchi, y el deseo explícito expresado ayer por el Presidente Alberto Fernández para que el fútbol no frenará su continuidad. 

De esa manera, en las próximas horas Superliga y AFA decidirían que el fútbol sea suspendido, en principio, por 15 días y se sume a las restricciones que atraviesa Argentina para intentar frenar la propagación del coronavirus.

Si bien todavía nadie quiso comunicarlo de manera oficial, es un secreto a voces dentro de los pasillos de AFA y en Casa Rosada, donde el presidente estuvo todo el día de reunión en reunión para lanzar en las próximas horas nuevas medidas y restricciones por el coronavirus. "Mañana se va a resolver la situación de manera oficial, hoy se juega", se limitó a decir Sergio Marchi, titular de Agremiados y esperará a comunicarse con algunos referentes de los clubes más importantes para anunciar de manera pública la medida.

Así, con la suspensión en Argentina, todos los países del continente sudamericano optaron por frenar las competencias en pos de evitar la difusión del COVID-19. Durante el último fin de semana, durante la disputa de la primera fecha de la Copa de la Superliga, River optó por no presentarse el sábado ante Atlético Tucumán, luego de que un futbolista de la reserva Thomas Gutiérrez presentara síntomas de la enfermedad, aunque luego el test le dio negativo. Además, el club definió licenciar al plantel por tiempo indeterminado.

LEER MÁS River no jugará el partido y cerrará el club

Leonardo Ponzio, capitán del Millonario, resultó quien intentó articular una medida masiva comunicándose con los referentes de los demás planteles. Y, aunque cosechó voluntades, sólo el duelo que debía jugarse en el estadio Monumental quedó suspendido. El mediocampista incluso recibió críticas por parte de Jorge Bermúdez, ex jugador de Boca y parte de la secretaría técnica del Xeneize.

Esta nota habla de:
Más de Deportes