Opinión

Golpe a la soja: ¿Qué no se dice de las retenciones?

El economista Ernesto Hadida detalló las cinco cuestiones que quedan al margen y quedan de lado, cuando se trata la suba de retenciones a la soja.


Luego que el Gobierno publicara en el Boletín Oficial la suba de retenciones a la soja del 30 al 33%, el economista Ernesto Hadida, desde su cuenta de twitter, enumeró los cinco puntos que nadie toca a la hora de hablar del impuesto al cultivo más importante que tiene Argentina.

1) Que hay 1.303 familias que son propietarias de 8500 hectáreas promedio por familia (entre ellas los Blanco Villegas, familia materna de Mauricio Macri, propietaria de 25.000 hectáreas en Tandil). 1300 familias son dueñas de 11.081.138 hectáreas.

2) Que mientras que una persona con un departamento en capital paga un ABL altísimo, el Impuesto Inmobiliario Rural, en la provincia de Buenos Aires representa solo el 2,66% de la recaudación impositiva de la provincia. Es decir se paga poco y nada.

3) Que según el Parlamento Europeo y la OCDE, en 2016 13 de los 16 países exportadores agrícolas más grandes del mundo prohibieron por completo la exportación de algún producto y 9 países aplicaron retenciones. El trigo es un buen ejemplo los países que tienen restricciones - Argentina (retención), Rusia (prohibición), Ucrania (cuota), Pakistán (prohibición), Kazajistán (prohibición), China (retención), India (prohibición) y Kirguistán (retención)-. Son cinco de los 10 exportadores más grandes de trigo del mundo. La OCDE también analizó 72 países exportadores de materias primas industriales (minerales, metales y madera): 60 de esas naciones aplicaron alguna clase de restricción a sus exportaciones. Pero no termina ahí.

4) Que quienes tienen que pagarlas también son magnates como el inglés Joseph Lewis, la Compañía de Tierras del Sud Argentino de los Benetton, el estadounidense Ted Turner, el suizo Jacob Suchard y el inversionista húngaro George Soros. Estos mega millonarios tienen una capacidad de lobby que deja incluso a los terratenientes argentinos (que tienen en promedio más de 8500 hectáreas) como caceroleros indignados, dada la capacidad de presión política que tienen entre diputado y senadores "ruralistas".

5) Que "el campo" son cientos de miles de pequeños propietarios, 1300 terratenientes y menos de 25 megamillonarios extranjeros. Y que pensarlos a todos como unidad, aparte de errado, suele servirle a mucha gente con intereses espurios.

Más de Opinión
Desde que el presidente de Francia pronunció la frase, todo el mundo está hablando ya de la pandemia repitiendo que "estamos en guerra contra un enemigo invisible". Pareciera que esta guerra es contra un virus. Pero como mínimo hay que hacer dos observaciones a esta visión superficial.
Covid-19: ¿un virus o la III Guerra Mundial?