Galerias de fotos

Las tumbas del Taj Mahal se limpiaron por primera vez en 300 años gracias a Trump

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, en visita a la India hizo un recorrido por el Taj Mahal. Se firmaron varios acuerdos militares y para recibirlo, el monumento fue limpiado con 17 millones de litros de agua. Las historias que esconde una de las siete maravillas del planeta tierra.

Por Marcos Olivera

 El Taj Mahal ? es un monumento funerario construido entre 1631 y 1654 en la ciudad de Agra, estado de Uttar Pradesh, a orillas del río Yamuna, por el emperador musulmán Shah Jahan de la dinastía mogol.

Para entender la importancia del viaje de Donald es necesario conocer que hay detrás de este imponente conjunto de edificios. Fue el emperador Shah Jahan quien mandó a construirlo cuándo su más amada esposa murió en el parto de su decimocuarto hijo. Ella le pidió a su rey que construyera en su memoria un monumento sin igual en el mundo. Y vaya si lo logró. 

 Vista del Taj Mahal desde uno de los balcones del Fuerte de Agra, lugar donde residía la familia mogol y desde dónde el emperador imaginó el templo.

 Fueron veinte mil obreros quienes lo construyeron con perfecta simetría. Se tardó mas de veinte años en terminarlo -es preciso contar que dentro del Taj Mahal no hay nada material, solo la tumba y corona de la reina-. Para construirlo se usó mármol fino y blanco de las canteras de Jodhpur, jade y cristal de la China, turquesas del Tibet, lapislázuli de Afganistán, crisolita de Egipto, ágata del Yemen, zafiros de Ceylán, amatistas de Persia, coral de Arabia, malaquita de Rusia, cuarzo del Himalaya, diamantes de Golconda y ámbar del océano Indico. La mayoría, traído en elefante 

 Cuentan que las cuatro torres que rodean al edificio central están levemente inclinadas para que, en caso de una catastrofe, no se derrumben sobre él. Detalles que enamoran.

Hay varios mitos detrás de todo ésto. Uno es que nunca se supo quien fue el arquitecto que dirigió la construcción. Se menciona el nombre de Ustad Isa, pero si este personaje existió o no es pura conjetura. Otra leyenda cuenta que el emperador mató a la esposa del arquitecto para que sintiera su mismo dolor y así lo refleje en la construcción. Otra cuenta que al terminar el trabajo, el emperador dejó ciego y sin manos al arquitecto para que nunca construyera algo igual. 

 Alá es grande, escrito en varias columnas del mausoleo

Shah Jahan murió en prisión, después de largos años de enfermedad, contemplando desde sus alojamientos en el Fuerte Rojo el Taj Mahal, su gran obra, monumento a su amada y refugio para el descanso eterno de ambos. En su lecho de muerte, a los 74 años, pidió que se le colocara un espejo para ver la tumba de su esposa. Se dice que cuando murió, miraba el Taj Mahal.

El mausoleo está emplazado en un jardín simétrico, típicamente musulmán, dividido en cuadrados iguales, cruzado por un canal flanqueado por dos filas de cipreses donde se refleja su imagen más imponente. 

 No todo es lujo y piedras presiosas en Agra, al contrario, el Taj Mahal y el Fuerte de Agra es de lo mejor que se puede ver en una de las ciudades mas pobladas de la India. No es necesario hacer ni media cuadra saliendo del templo para encontrarse a una horda de pobres que al ver a turistas se abalanzan como monos para ganarse la compasión y recibir alguna moneda. Agra sufre una intensa contaminación atmosférica que está poniendo en serio peligro la conservación del patrimonio de la ciudad y según el último censo que se hizo en la ciudad (en 2011) mas del 60% de la población es analfabeta y la densidad de población es de 1.200 personas por kilometro cuadrado. 

 Y así se llega hasta la visita de uno de los presidentes mas importantes del mundo, Donald Trump. A pesar de la pobreza rebastante a la que se enfrenta Agra y otras importantes ciuades de la India, el primer ministro Modi aprovechó la visita para invertir en armamento militar y se cree que gastó hasta tres mil millones de dólares

 Tuvo tanto impacto la visita de Trump y su mujer Ivanka que por primera vez desde la construcción del Taj Mahal se limpiaron las réplicas de las tumbas del emperador y su esposa (las originales están debajo de éstas). La mala noticia es que la visita de Trump fue empañada por la violencia que estalló el lunes en la capital india, donde han muerto al menos trece personas y 150 han resultado heridas, y continuó hoy. 

 Un Taj Mahal reluciente dio la bienvenida al mandatario estadounidense. Foto: A.Drago / Routers

Para ver el trabajo completo hace click acá 


Fotografía y textos: Marcos Olivera / instagram.com/marcosolivera_

Más de Galerias de fotos
Juan Pablo Barrientos es un fotógrafo argentino que recorre los barrios mas humildes del Conurbano para contar las historias que nadie mas cuenta. Allí camina junto a sus cámaras y registra el día a día de los mas pobres y muestra a sangre fría sus necesidades. Un recorrido por 15 fotos de cómo se vive la pandemia y el hambre en una batalla que deja decenas de muertos por día. Todas sus fotos en https://www.facebook.com/viojf/?ref=page_internal
Hambre y Coronavirus en el Conurbano: un combo letal