Sociedad

Los docentes se la "hacen liviana" a Kicillof en la primera ronda paritaria

La administración bonaerense no ofreció incrementos salariales en la primera reunión paritaria. La mira en Baradel y los matices por la cláusula gatillo. 

Por Diego Roquelli (La Plata)

El gobierno de Axel Kicillof inició este lunes primeras negociaciones paritarias de su gestión y dio un paso con el pie derecho. Al menos, eso transmitieron los sindicalistas que llegaron a Casa de Gobierno con más comprensión que reclamos para poner arriba de la mesa. El gobierno pretende eliminar la cláusula gatillo que actualiza los salarios a los índices de la inflación y busca otros mecanismos. Ese punto es la única diferencia que asoma al interior del Frente Gremial Docente. 

De un lado, el titular de Suteba Roberto Baradel y su par de Udocba, Miguel Díaz, acuerdan en que se puede trabajar de alguna otra forma para sostener el salario. Del otro, Mirta Petrocini de la FEB reivindica la cláusula que para el gobierno bonaerense lo único que hace es "indexar" la economía. Diálogo y consenso en el debut oficial y una presencia amigable. El Ejecutivo bonaerense sentó en la mesa de negociación al Jefe de Gabinete, Carlos "Carli" Bianco. El jefe de ministros tiene línea directa con Baradel y por eso el encuentro fue en más que buenos términos. En épocas de oposición ambos compartían funciones en CTA. Era asesor de la secretaría de Relaciones Internacionales de la CTA Nacional. Baradel era el secretario de Relaciones Institucionales. 

Luego, en el armado de listas Suteba logró lugares. El más significativo fue un casillero en la lista de senadores por el Frente de Todos para la Tercera sección electoral. La elegida fue María Reigada, de La Matanza que hoy es senadora bonaerense. 

"Esta es la primera reunión paritaria de la provincia. La expectativa es mejorar el salario docente recuperar lo perdido y ganarle a la inflación", dijo Baradel antes de ingresar al SUM de la gobernación. Pero también, quizá para bajar el tenor, habló de que "se discutirán contenidos, actualización, la situación de los comedores escolares y las políticas educativas en general". 

Distinta es la posición de Mirta Petrocini. Más combativa, la dirigente de la FEB reclamó la continuidad de la cláusula gatillo. "Que se entienda, la Cláusula Gatillo de 2019 fue una conquista de los docentes, no fue una concesión del gobierno anterior. Sufrimos descuentos, persecución y hostigamiento, sumarios, sanciones y cesantías para obtenerla. Se debe mantener un mecanismo de actualización automática, que fue el que en 2019 nos permitió a los docentes no perder contra la inflación. Por eso queremos mantener este esquema", aseguró. 

En el Ejecutivo sostienen que no perseguirán a los docentes. "Si quieren hacer paro están en su derecho, nadie les va a decir nada", se animó a decir un funcionario de alto rango que sigue el pulso de las negociaciones que se iniciaron este lunes. Saben que por el momento los docentes no presentarán una posición intransigente. Luego de los dolores de cabeza por la renegociación de la deuda provincial, un cierre ameno con docentes y un normal inicio de clases es el desafío propositivo de la administración bonaerense.