Sociedad

Estafa y bronca en Carlos Paz por la picada más salada del mundo

Un grupo de turistas denunciaron que fueron estafados por un restaurante en la peatonal de la ciudad cordobesa. "Decidimos comer algo rápido, una picada", comentó una de las damnificadas que subió el ticket a las redes sociales y se hizo viral. La cuenta: un despropósito.

Es sabido que la picada o el asado son platos prohibitivos para los bolsillos de gran parte de los argentinos. Sin embargo, un gustito de vez en cuando debe ser casi una ley. Pero a un grupo de turistas en Carlos Paz se les fue las ganas de pedir una cena tan típica como una picada.

Platitos de café con jamón, queso, aceitunas y maní costaron el equivalente a lo que puede desembolsar una pareja para comer bien en un restaurante de aceptable categoría. 

"Decidimos comer algo rápido, una picada", dijo María José una mujer que pasa sus vacaciones de verano 2020 en Villa Carlos Paz otro de los destinos argentinos que estalla de gente. Quizás por la tranquilidad de la estabilidad laboral que dio la doble indemnización, por el aumento por decreto para los trabajadores o por el impuesto Por una Argetina Inclusiva y Solidaria que encareció a los destinos del exterior, los sitios turísticos argentinos son los preferidos.

Pero con la afluencia de público a veces llega la avivada. Es lo que le pasó a este grupo de amigos que tuvo que desembolsar $3.450, más propina, por una picadita en un bar de "La Villa".

"Decidimos comer algo rápido, una picada", comentó en sus redes sociales María José. La picada les costó $ 2.050, el "trago" $ 500; el chop $ 300 y "varios por dos" $ 600. Total: $ 3.450.

"Eran platitos de café con jamón, queso, aceitunas, maní y algo más de papas fritas. Cometimos el error de no insistir, supusimos que saldría algo más que en la ciudad de Córdoba pero no esta barbaridad. Sabemos que en Carlos Paz hay muchísimos lugares que trabajan muy bien y con otros precios; la idea no es criticar a la villa a la que amo y recomiendo. Es advertir que no hay que estar tan relajados, que hay que prestar más atención", comentó la "víctima".

"Nunca pensamos que se avivarían así. No está bueno porque la gente viene a pasarla bien, a llevarse una buena experiencia y hay otros espacios que están buenísimos", cerró.

Minuto Uno

Más de Sociedad