Mundo

Trump mandó a matar a un líder militar de Irán y llegó la respuesta

El guía supremo iraní, el ayatollah Ali Jamenei, amenazó con "vengar" la muerte de Qasem Soleimani y decretó un duelo nacional de tres días. El comandante de la fuerza de elite Quds de la Guardia Revolucionaria de Irán, murió por un disparo certero desde un dron, cuando salía del aeropuerto de Bagdad.

"Un tiro de precisión desde un drone". Así resumió un alto responsable militar estadounidense cómo fue el impacto que pulverizó este viernes en Bagdad dos vehículos donde se encontraba el poderoso general iraní Qasem Soleimani, el principal hombre de Irán en Irak.

Soleimani, de 62 años, el estratega de las operaciones militares iraníes en Oriente Medio y cabeza de las Fuerzas de elite de Al Quds, murió este viernes de madrugada en el aeropuerto de Bagdad.

Qué pasó

Soleimani y funcionarios de milicias respaldadas por Irán salían del aeropuerto de Bagdad en dos autos cuando fueron golpeados por un ataque de un drone de Estados Unidos cerca de un área de carga.

Según los informes, el comandante había volado desde el Líbano o Siria. Varios misiles, se estima cuatro, alcanzaron el convoy y se cree que al menos ocho personas murieron. El cuerpo de Soleimani quedó destrozado, "hecho jirones". Su cuerpo fue identificado por su anillo.

La Guardia Revolucionaria de Irán dijo que el líder de la milicia iraquí Abu Mahdi al-Muhandis estaba entre los muertos. Muhandis lideraba al grupo Kataib Hezbollah respaldado por Irán, que Washington culpó por un ataque con cohetes que mató a un contratista civil estadounidense en el norte de Irak el viernes pasado.

También dirigió efectivamente las unidades de Movilización Popular (PM), un paraguas de milicias en Irak dominadas por grupos alineados con Irán.

Aparte de los dos líderes, hay seis fallecidos, incluidos el esposo de la hija de Soleimani, y miembros de la Multitud Popular, integrada principalmente por milicias shiítas.

Según la versión de Movilización o Multitud Popular, la operación fue llevada a cabo por drones estadounidenses después de la medianoche hora local (18 en Argentina), tras la llegada del comandante iraní a Bagdad a bordo de un avión procedente de la capital siria, Damasco.

Agregó que el bombardeo tuvo lugar cuando el convoy en el que viajaba Soleimani estaba abandonando el aeropuerto internacional, acompañado por Al Muhandis, que lo había recibido pero que no había llegado con él desde Damasco.

De hecho, Muhandis llevó los dos autos hasta las escalinatas del avión de Soleimani. Todos subieron y arrancaron. Cuando los vehículos pasaron junto a la zona de carga en busca de un camino de acceso cercano para salir del aeropuerto, un drone MQ-9 Reaper los detectó.

Ambos vehículos fueron reducidos instantáneamente a hierros retorcidos. Dos oficiales de las PM confirmaron que el cuerpo de Soleimani quedó hecho pedazos. Y que pudo ser identificado por el anillo.

Asimismo, la agrupación de milicias señaló que "es probable que los estadounidenses recibieran una filtración de una parte iraquí", a la que no identificó.

PROMETEN VENGANZA

El guía supremo iraní, el ayatollah Ali Jamenei, amenazó con "vengar" la muerte de Soleimani y decretó un duelo nacional de tres días.

"No hay ninguna duda de que la gran nación de Irán y otras naciones libres de la región se vengarán por este horrible crimen del criminal Estados Unidos", prometió el presidente Hasan Rohani en un comunicado.

El ministro de Asuntos Exteriores, Mohamad Javad Zarif, también condenó la muerte de Soleimani.

"El acto de terrorismo internacional de Estados Unidos contra el general Soleimani, es una escalada extremadamente peligrosa e imprudente", escribió en Twitter.

"Estados Unidos sufrirá todas las consecuencias de su temeridad criminal", añadió.

"La malicia y la estupidez de las fuerzas terroristas estadounidenses al asesinar al general Soleimani, héroe mártir y líder de la lucha contra el terrorismo y el extremismo, sin duda fortalecerá la resistencia en la región y en el mundo", declaró

Fuentes norteamericanas indicaron que "algunos de los 750 soldados adicionales desplegados llegaron a Bagdad para reforzar la seguridad en la embajada estadounidense".

Más de Mundo