Deportes

El llanto de Mohamed tras un agónico triunfo

El entrenador argentino rompió en llanto durante el festejo de los Rayados.

Una de las postales más emotivas del triunfo de Monterrey sobre América en la final de la Liga MX es sin dudas el desahogo de Antonio "Turco" Mohamed, quien al conseguir el título no sólo agrandó su legado en México sino que le cumplió una promesa a su hijo trágicamente fallecido.

Cuando el argentino Leonel Vangioni anotó el penal consagratorio (la serie terminó 4-2), todos los jugadores salieron corriendo a festejar lo que significó el quinto título de liga para Rayados.

 Sin embargo, el entrenador permaneció sentado en el banco de suplentes y, con un rosario entre sus manos, rompió en llanto. 

 Es que Mohamed, que regresó a Monterrey en octubre de este año tras un primer paso entre 2015 y 2018, tenía una cuenta pendiente con su hijo Farid, quien murió a los 9 años en un accidente automovilístico ocurrido durante el Mundial de 2006, en Alemania. Le había prometido gritar campeón con los Rayados. 

 "Una felicidad enorme, en este estadio, después de un primer tiempo tan malo que hicimos el equipo se supo sobreponer, puso mucho huevo, hizo una entrega impresionante. Estaba cansado el equipo, no tenia reacción pero los jugadores sacaron lo que no tenían y dejaron todo en la cancha. Competimos y somos campeones", destacó el entrenador después del encuentro en un reportaje con Fox Sports. 

 Finalmente, recordó a Farid y a sus padres, también fallecidos:"Deben estar haciendo un banquete de felicidad ahí arriba". 

Más de Deportes