Política

Para Forbes, la economía argentina es "patética"

El medio trazó un panorama sombrío para el futuro del país por el peso decisivo que va a tener la deuda externa para la gestión de Alberto Fernández.

Argentina es analizada por varios países del mundo que están a la expectativa de qué rumbo va a tomar la Casa Rosada cuando tome las riendas de la nación el presidente electo Alberto Fernández. En ese marco, la revista Forbes publicó un duro artículo en el que analiza nuestra situación económica a la que calificó de "patética" y trazó un panorama sombrío para el futuro por el peso decisivo de la deuda externa sobre las posibilidades de maniobra que tendrá la nueva administración. 

Bajo el título "Bonos Argentinos: buena suerte para entender esto", el periodista Kenneth Rapoza repasó que el Banco Central argentino tiene aproximadamente 10.000 millones de dólares y el gobierno le debe al FMI 22.000 millones en 2022 y otros 22.000 millones en 2023. 

"Incluso si el FMI lo redujera a 11.000 millones de dólares en 2022, todavía son 1.000 millones de dólares más que lo que el BCRA tiene de reservas. Y eso no cuenta los miles de millones que debe este año y el próximo, tanto en moneda local como en dólares", subrayó.

Por otro lado, la nota remarcó que Fernández todavía no dio pistas sobre cómo le pagará al FMI o a los prestamistas privados este año y que prioriza la agenda política a la económica. Con respecto a esto último, destacó el apoyo del presidente electo a la liberación de Lula, así como su viaje a México- del que dijo que es "un país con el que casi no tienen nada que hacer"- y las tensiones con el mandatario de Brasil, Jair Bolsonaro. 

Luego, la nota cita a Siobhan Morden, jefe de renta fija para América Latina de Amherst Pierpont Valores, quien dijo de Fernández que "no inspira confianza para una gestión eficaz de crisis. Su equipo económico muestra falta de conciencia de la gravedad de la crisis económica y no hay ningún plan creíble". 

Éste apunta que sin un modelo de crecimiento ni compromiso con la reforma fiscal la carga puede pasar a los bonistas, cuyos títulos sufrirán más aún que las actual pérdidas del 60% de sus valores nominales.

Los inversores que compran ahora corren el riesgo de que no se les pague, analizó

"El valor de recuperación de los bonos tiene un precio de 35- 40, suponiendo un recorte del 50% en la deuda y una extensión de vencimiento de cinco años con un rendimiento del 10%. Los inversores que compran ahora corren el riesgo de que no se les pague. Los que compraron hace un año verán una pérdida de ganancias", analiza el autor del artículo. Además, el artículo aseveró que a futuro habrá que mirar más los números de la inflación y otros datos de esta "patética economía", que las reservas del Banco Central. 

Finalmente se hace foco en las necesidades de financiación del país para renegociar con el FMI. "Morden cree que las negociaciones de la deuda se volverán cada vez más tensas debido a las ?tácticas de culpa' del gobierno de Fernández. Los controles, el tipo de cambio desdoblado y el renacimiento del ?mercado blue' probablemente crucen la proverbial ?línea roja' con la ortodoxia financiera del FMI. Eso podría complicar aún más las discusiones sobre política económica para salvar a la Argentina, por enésima vez", advirtió.

Luego analizó: "La única razón por la cual la balanza de pagos de la Argentina da superávit, algo positivo de todos modos, es por las restricciones y los controles de capitales que se volvieron más restrictivos desde que Fernández fue elegido. Lo positivo, por lo tanto, es en gran medida falso". Para concluir, la nota de la revista Forbes se refirió a los tenedores de bonos al indicar que "la Argentina no tiene ni 10.000 ni 20.000 millones de dólares y quien se los preste en estas circunstancias, lo hará por las tasas de interés escandalosas que los inversores en bonos adoran y que el electorado argentino odia". 

Perfil

Más de Política
La Cámara de Diputados aprobó la renuncia de Elisa Carrió a su banca, a partir de marzo de 2020. Por ese motivo, la legisladora de la Coalición Cívica podría haber asistido este jueves a su última sesión, durante el fracasado debate por la "Ley de Ficha Limpia".
El último gran show de Carrió en Diputados