Política

El informe que desmiente los "ocho puntos" de Marcos Peña sobre la herencia macrista

El Centro de Estudios comparó el país que agarró Macri con el que dejará y cómo todos los indicadores económicos y sociales empeoraron.

En retirada, Marcos Peña buscó mostrar algunos logros de la gestión de Mauricio Macri, que pintó en ocho puntos. Con una informe mucho más exhaustivo, desde el Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (CELAG) compararon la Argentina que agarró Cambiemos en 2015 con la que dejará en 2019 y cómo empeoraron todos los indicadores: aumento de la pobreza, de la deuda, baja del salario mínimo, crecimiento exponencial de la inflación y brutal devaluación.

Con una tabla muy gráfica, compararon los niveles de pobreza de 2015, de 29,7%, con los actuales, que llegaron al 35,4%. Además, el Producto Bruto Interno (PBI) per cápita en dólares disminuyó, al pasar de 14.884 a 9.912.

La inflación es otro de los indicadores que empeoró al subir del 27,5% al 54% proyectado para este año, mientras que el salario mínimo disminuyó de US$ 580 a US$ 266 durante el período macrista. El desempleo también fue uno de los grandes problemas que dejará el gobierno de Mauricio Macri para la próxima gestión. El actual Presidente tomó un país con una tasa del 5,9% y la elevó al 10,6%.

Dentro de los indicadores analizados, también se mencionó el brutal incremento del riesgo país, que trepó de los 555 puntos básicos a los 2.270 de la actualidad y la exponencial suba de la deuda pública en relación al PBI: pasó del 52,6% al 98,2%.

El tipo de cambio es otra de las clavijas de la pesada herencia que dejará el macrismo. Mientras el Gobierno de Cristina Kirchner se fue con un dólar a $9,50, el de Mauricio dejará uno de $61,50. Dentro de los indicadores económicos, también se tomó en cuenta el aumento del déficit de la deuda corriente (que pasó del 2,7% al 5,1%) y la suba de la tasa de interés que trepó del 36,6% al 101,1%.

Ahora bien, la economía no fue el único factor de análisis, sino que el estudio hizo foco en los valores generales que acumuló la gestión Macri y que dejará para el gobierno de Fernández, como el cierre de Pymes, pérdida del poder adquisitivo de los jubilados, más deuda, pobreza y fuga de divisas.

Según el informe, de 2016 a 2019 cerraron 19.131 empresas en el país y la producción industrial cayó un 12,8%. Dentro de este ítem, la fabricación de productos textiles, maquinarias y equipos, vehículos automotores fueron los más perjudicados, y la inversión en equipos durables.

En materia económica, se fugaron US$ 84.100 millones y el pago de intereses fue de US$ 36.381 millones. A nivel interno, la inflación acumulada durante toda la gestión de Macri fue del 285%, lo que se reflejó también en un aumento de la pobreza. En cuatro años, Cambiemos generó 2.600.000 nuevos argentinos y argentinas pobres, que no llegan a cubrir la canasta básica.

Tan es así, que el consumo de leche por habitante cayó un 19%, indicador preocupante ya que es uno de los últimos productos a recortar porque es destinado a los más chicos. Pero del otro lado de la línea etérea, del de los jubilados, también se sintió la gestión de Macri y sus amigos: sus ingresos en dólares cayeron un 56% en tres años y el Fondo de Garantía de Sustentabilidad perdió US$ 45.000 millones.

Mientras tanto, el endeudamiento externo fue de US$ 98.000 millones y la deuda total ascendió a $1,4 billones en los cuatro años de Gobierno de Mauricio Macri. El panorama que deberá afrontar Alberto Fernández.

El Destape

Más de Política