Sociedad

El secreto de la belleza y la salud se revela en Villa Ballester

La belleza y la salud son hermanas gemelas. Una encierra y define a la otra. La medicina de la estética es la conjugación perfecta para mantener, recuperar y promover la belleza física, psicológica y social.

"Estar linda" y "ser linda" (o lindo) son estados de salud, no patrones de belleza. Al menos ese es el concepto que llevó a Vanina Campisi a abrir Vilnius, un centro de estética diferente a todos. 

Diferente desde lo conceptual, porque aborda las prácticas desde la medicina: ella misma es médica de la UBA con posgrado en otras prácticas que van desde la dermatología quirúrgica hasta la medicina ortomolecular.

Diferente desde los tratamientos. Porque en Vilnius incluyen técnicas y equipos de avanzada, que resume lo más moderno de la medicina antiage. Un equipo multidisciplinario completa un menú de opciones que van desde la mesoterapia hasta el modelado corporal avanzado, el aporte de la toxina botulínica y las células madre.

Diferente también desde el marco. Vilnius es una casona reacondicionada en la zona más residencial de Villa Ballester. Desde el primer momento, el paciente siente que el confort es parte del proceso de "sanación". Un marco adecuado para que el tránsito de cada etapa sea saludable desde la entrega y el cuidado al paciente. 

Diferente desde la seriedad en el enfoque integral del paciente. Cada persona que ingresa a Vilnius tiene un diagnóstico médico puntual, abordando integralmente la problemática que cada uno trae consigo. No todos los tratamientos (ni siquiera todos los aparatos) ofrecen los mismos resultados para todas las personas. La periodicidad, la frecuencia y la alternancia permiten resultados adecuados para cada problemática.

En Vilnius, la medicina de la belleza es un camino de excelencia.

¿Querés conocerlo más?

Hace clic acá

Más de Sociedad