Sociedad

Tras 70 años, cierra la fábrica de Bombucha

Fue el primer fabricante de preservativos de látex en Argentina. Produjo los recordados Camaleon, los globos Ronda, las bombachas Pizpiretas, entre otros productos. Cierra y despide a 70 trabajadores

La crisis no perdona. A poco de cumplir 70 años, cierra las puertas la empresa CIDAL. Fue el primer fabricante de preservartivos de látex en Argentina. Pero no sólo fabricaron los preservativos Camaléon y ahora vendían los Exotix, además, son los creadores de las bombitas de agua Bombucha y de los globos Ronda. Y hasta fabricaron las bombachas Pizpireta. Con el cierre, dejan en la calle a 70 trabajadores.

Hace 20 años, instalaron su planta en San Luis, previamente estaban en la provincia de Santa Fe. Una empresa con mucha historia creadora de marcas que se convirtieron en genéricos en su categoría, como Bombucha.

La empresa adeuda salarios, aguinaldos, aportes jubilatorios y ni hacía los aportes por la ART de sus empleados. La decisión fue comunicada la semana pasada, en una audiencia en la que los trabajadores reclamaban la deuda salarial.

Los empleados decidieron ocupar la planta en resguardo de su fuente de trabajo. Sin embargo, el panorama es complicado. El negocio de los preservativos viene en caída desde el año pasado, sumado a que aumentaron un 36% respecto en los últimos doce meses, lo que hizo que las ventas caigan.

La suba de tarifas y las devaluaciones, impactaron fuerte en este segmento que ya venía con ventas en baja. Hace tiempo que la empresa estaba complicada para abonar salarios, pero con el aumento del látex, que es importado, ya no compraban ni insumos para poder producir.

La idea es que el jueves los trabajadores se reúnan con los dueños, mientras tanto, continúan en la puerta de la planta ubicada en el parque industrial norte de la capital puntana.

Después de siete décadas de historia en el mercado local, también exportaron sus productos a diferentes países. No sobrevivieron a devaluaciones, con uno de sus principales insumos como el látex a precio dólar.

Más de Sociedad
Lejos de la difundida idea de que muchos de los pobres prefieren no trabajar y vivir de planes sociales, la evidencia muestra que siete de cada diez pesos que reciben los hogares pobres son el producto de su trabajo y que solo uno de cada diez pesos proviene de AUH, planes de empleo, becas y similares.
El mito de los "planeros": ¿de qué viven los pobres?