Deportes

La intimidad del festejo de la Selección de básquet

Tras el triunfazo sobre Serbia y el pase a semis, los jugadores de la Selección explotaron en los camarines. Hubo cantitos y volaron cosas por el aire.

La Selección de básquet sigue haciendo historia en China y nadie se quiere despertar del sueño. Tras abrochar el pase a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, le ganaron a Serbia, uno de los candidatos, y se metieron en semifinales del Mundial de manera invicta, después de un partidazo.

Hubo momento para la emoción ni bien terminó el juego y luego, ya en la intimidad del vestuario, explotaron en festejos.

La camada más joven arrancó con los cantitos de cancha y hubo varias cosas que volaron por el aire. Luis Scola, con toda su experiencia, no se subió al tren de la locura, pero al toque llegó Facundo Campazzo y siguieron los festejos. 


Más de Deportes