Sociedad

La precaria situación laboral de los agentes de tránsito de Larreta

Cinthia Choque fue atropellada y sus compañeros reclamaron cambios en la modalidad de contratación. De los 2.750 agentes, 1.900 son monotributistas y una pequeña minoría están en planta permanente.

La muerte de Cinthia Choque, la agente de tránsito atropellada el domingo a la madrugada mientras trabajaba en un control vehicular en Palermo, desnudó una llamativa realidad: la mayoría de los controladores son monotributistas y tiene contratos precarios. El Gobierno de la Ciudad asegura que todos cuentan con ART, aunque esta mañana, durante una protesta realizada por los trabajadores en el Obelisco, los compañeros de la víctima denunciaron que no tienen seguro.

Cinthia era agente de tránsito desde hace seis años. Madre de dos nenas de seis y cuatro años, era monotributista y cobraba $25.000 por mes. Desde 2015 trabajaba los fines de semana en el turno noche, un horario complicado, porque es cuando más se registran situaciones conflictivas, con conductores que manejan alcoholizados. Santiago Siciliano, el compañero de Choque que también resultó herido, continúa internado en el hospital Fernández y su estado es reservado. 

El dato del monotributo llamó la atención. Luego de la muerte de Choque, sus compañeros se movilizaron para exigir Justicia, visibilizar sus reclamos y exigir mejores condiciones de trabajo. "Somos monotributistas, no tenemos seguro en la calle ni ART. Pedimos que se cambie la contratación, yo brindo un servicio para el Estado, eso dice mi factura. Nos pagan $25.000", aseguró Natalia Jaunarena, agente y compañera de Cinthia, en declaraciones a radio Colonia.

Fuentes de la Secretaría de Transporte que conduce Juan José Mendez afirmaron a BigBang que el cuerpo de agentes de tránsito tiene 2.750 agentes, contratados con dos modalidades. Del total, unos 1.900 son monotributistas y facturan al Estado como una locación de servicio. El restante se divide en dos grupos: aquellos contratados con una "planta transitoria" (es decir, contratados, no facturan; pero tampoco tienen vacaciones, ni aguinaldo) y otros son planta permanente. En total, son apenas 800, un porcentaje muy bajo del total. 

"El cuerpo de agentes es un órgano muy dinámico en el que hay contrataciones de forma permanente. En un principio los contratados se dan en modalidad de monotributo y luego, progresivamente, los efectivos van pasando a planta", explicó una fuente del área de Transporte de la Ciudad. Mendez dijo temprano en declaraciones a América TV que en promedio a los tres o cuatro años de la función se gestiona el pase a planta. La agente fallecida, sin embargo, hacía seis años que facturaba como monotributista. "Es un tema a revisar", admitió el funcionario.

"Mi compañera no tiene cubierto ni el sepelio ni seguro de vida".

De todos modos, la Ciudad informó que en cualquier modalidad de contratación (sea en blanco o facturando) "los agentes poseen una cobertura que alcanza contingencias, accidentes personales e incapacidad durante la jornada laboral y en el trayecto hacia y desde el trabajo". Jaunarena, sin embargo, aseguró que no cuentan con ningún reconocimiento: "Mi compañera no tiene cubierto el sepelio, ni seguro de vida, ni indemnización para la familia".

MÁS EFECTIVOS, PERO CON PROBLEMAS

Desde 2017 el Gobierno porteño triplicó la cantidad de agentes de tránsito e impulsó una gran cantidad de controles desplegados por buena parte de la Ciudad. En total, el cuerpo tiene 1.480 agentes mujeres y 1.270 hombres, todos de entre 21 y 40 años, que trabajan distribuidos en tres turnos de siete horas. Cinthia, la agente atropellada por el periodista y productor Eugenio Veppo el domingo a la madrugada, trabajaba desde hacía cuatro años en el turno madrugada.

Según detalló Jaunarena, quienes se desempeñan en el turno de la madrugada son quienes se enfrentan a situaciones más complejas: conductores ebrios y agresivos que además de insultarlos, muchas veces hasta los golpean. "Por ley tenemos que estar con Policía, y a veces estamos solas, con personas alcoholizadas. Yo recibí golpes de una persona en un control, lidiamos todo el tiempo con estas situaciones", reclamó. 

Más de Sociedad