Deportes

Murió la hija de Luis Enrique y el fútbol está de luto

El ex DT de Barcelona lo comunicó a través de sus redes sociales. Había dejado de dirigir el seleccionado español para acompañarla en los últimos meses.

El ex seleccionador español Luis Enrique ha comunicado a través de la redes sociales que su hija Xana ha fallecido. La niña de 9 años padecía un tumor óseo que había obligado al entrenador a dejar su cargo en el combinado nacional, que quedó en manos de Robert Moreno, su ayudante.

La enfermedad de la pequeña niña tomó notoriedad el pasado 26 de marzo, cuando Luis Enrique abandonó de forma repentina la concentración de La Roja en la previa de un partido contra Malta por la clasificación para la Eurocopa 2020. Tres meses después, el 19 de junio, el DT renunció a su cargo mediante un texto en el que no daba demasiado detalles, simplemente agradecía a la Federación, jugadores, staff y los medios por el comportamiento en los últimos meses.

Se sabía que el estado de salud de su hija era delicado, pero en el ámbito de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) y en los medios de comunicación se mantuvo la máxima discreción por expreso pedido del técnico asturiano, quien finalmente comunicó el doloroso desenlace en Twitter.

Fue la primera aparición pública desde su renuncia ya que se había volcado completamente a los cuidados de su hija. Luis Enrique abandonó la vida pública para ocuparse a tiempo completo de Xana, una de sus tres hijas además de Sira (18 años) y Pacho (19).

"Te echaremos mucho de menos, pero te recordaremos cada día de nuestras vidas con la esperanza de que en un futuro nos volveremos a encontrar. Serás la estrella que guíe a nuestra familia. Descansa Xanita", escribió Luis Enrique en su comunicado. 

EL COMUNICADO DE LUIS ENRIQUE EN LAS REDES SOCIALES:

Nuestra hija Xana ha fallecido esta tarde a la edad de 9 años, después de luchar durante 5 intensos meses contra un osteosarcoma. Damos las gracias por todas las muestras de cariño recibidas durante estos meses y agradecemos la discreción y comprensión. También agradecer al personal de los hospitales Sant Joan de Deu y Sant Pau por su discreción y trato, a los médicos, enfermeras y a todos los voluntarios. Con una mención especial al equipo de curas paliativas de Sant Joan de Deu. Te echaremos mucho de menos, pero te recordaremos cada día de nuestras vidas con la esperanza de que en un futuro nos volveremos a encontrar. Serás la estrella que guíe a nuestra familia. Descansa Xanita. Familia Martínez Cullell.

Más de Deportes