Elecciones 2019 | Conurbano

Delivery masivo de boletas cortadas en Cambiemos

"La campaña ahora es local". Posse ya salió a despegarse de Macri e instala el debate por la transición.

Los intendentes de Cambiemos que sufrieron el arrastre de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal en el Conurbano se preparan para una campaña local que incluya un reparto masivo de boletas cortadas, algunas incluso ya combinadas con las de los candidatos del kirchnerismo.

Los únicos que lograron esquivar la ola peronista en la primera sección electoral fueron Jorge Macri (Vicente López), Jaime Méndez (San Miguel) y Gustavo Posse (San Isidro. El primero se llamó al silencio y suspendió un almuerzo previsto para este miércoles en el Rotary Club, el segundo acudió fuerte al corte de boleta y el tercero salió en los medios a marcar sus diferencias con el Presidente.

"Es una pena que buenas gestiones municipales se vean perjudicadas con la lista sábana", dijo Posse en un comunicado donde estableció que es necesario "un acuerdo rápido de la dirigencia", abriendo un debate por la transición que todavía evitan dar en el Gobierno nacional. El intendente sostuvo sus declaraciones entrevistado este martes en TN, donde además opinó que la devaluación del lunes no fue culpa de la victoria del kirchnerismo.

La postura del intendente de San Isidro cayó mal en el seno del PRO. "Es radical. En un mes va a estar con Alberto", lo fulminó un dirigente con llegada a Vidal en diálogo con este medio.

Muy lejos de la situación favorable de Jorge Macri y Posse, el resto de los intendentes de Cambiemos en el Conurbano quedaron en shock después de las PASO y -aún sin despegarse del Presidente a viva voz- admiten que necesitan una campaña "muy local" en un intento desesperado para retener los municipios.

La idea es exagerar lo que ya hicieron en el primer tramo hasta las PASO, cuando repartían boletas cortadas o "dobladas" para evitar que se viera el tramo presidencial. Hasta el domingo incluían a Vidal en sus afiches, pero ahora hablan de "concentrarse en los municipios". Lo cierto es que la estrategia les dio algo de resultado porque la mayoría sacó más votos que el Presidente y en algunos casos también marcaron una diferencia importante con la gobernadora, a quien también piensan excluir de cara a octuebre.

En Lanús Néstor Grindetti sumó 30 mil votos más que Macri y unos 8 mil más que Vidal. En tanto, el kirchnerista Edgardo Depetri fue a una interna y sacó 10 mil votos menos que Alberto. Por eso desde el municipio creen que se concentrarán en el electorado peronista que eligió otra opción. "Cinco de cada 10 kirchneristas no votaron a Depetri, ese es el voto que nosotros vamos a buscar", sacan cuentas en las segundas líneas.

Posse salió a diferenciarse de Macri

En San Miguel pasó hubo un escenario similar, pero Jaime Méndez además superó a Vidal por unos 20 mil votos, algo que en la Provincia creen "llamativo". En ese sentido, desde el comando bonaerense afirmaron: "Cuando ves un intendente o candidato que saque mucha diferencia a María Eugenia, que es la de mejor imagen en los distritos, es porque jugó fomentando el corte a favor suyo y descuidando la categoría de gobernador".

"Ahora se dirime lo local, lo nacional ya está zanjado", aseguró a LPO un intendente que forma parte del grupo que perdió contra el peronismo, que completan Ramiro Tagliaferro (Morón), Diego Valenzuela (Tres de Febrero) y Martinano Molina (Quilmes).

Los intendentes coinciden en mencionar que su estrategia local incluirá "todo lo que haga falta" como "repartir la boleta mano a mano hasta en la cola para votar o la boleta delivery con menú específico, eso organizado de modo masivo para llegar a muchos electores". De hecho, desde el peronismo en Quilmes aseguran que circularon muchas boletas de Martiniano con Axel Kicillof antes del domingo, cuando el intendente ya se veía abajo del PJ.

"Hay que repensar la estrategia. Desde lo local vemos que el voto a Alberto en nuestros municipios es inapelable y no podemos enojarnos con esos vecinos. Pero esos electores salieron masivamente a oponerse a las políticas nacionales, no a nosotros", analizó uno de los intendentes, que además opinó: El discurso de Mauricio es pésimo, en el ABC de la política no te podés enojar con el elector que no te votó y lo que hizo él fue eso. Generó más bronca y eso no nos ayuda".

Fuente: LPO 

Más de Elecciones 2019 | Conurbano