Sociedad

El calvario del 'pibe' que tuiteó contra Macri y terminó detenido

Un joven de 22 años aseguró que desde que asumió el presidente, su papá perdió el trabajo y su familia tuvo que dejar de alquilar. Además en el 2018 cerraron la causa en su contra y lo declararon inocente.

Nicolás Lucero escribió en el 2016 un tweet que, sin saberlo, un año y medio después le trajo muchos problemas judiciales y económicos. "Macri te vamos a matar no te va a salvar ni la Federal", publicó en la red social el 17 de agosto de 2016 en alusión a la conocida canción de cancha de La 12, la barrabrava del club Boca Juniors.

Por esa frase, en el 2017 el joven fue demorado durante un día por la Policía y la Justicia le inició una causa por los delitos de "amenazas e Intimidaciones públicas", la cual se cerró en el 2018, después de que se demostrara que era inocente, y que no había tenido ninguna intención de matar al Presidente de la Nación.

Aunque su vida cambió radicalmente después de haber sido investigado, este domingo Lucero se animó a usar su cuenta de Twitter para festejar el triunfo de Alberto Fernández en las PASO, y sin dudarlo, el joven le aseguró a BigBang que a raíz de la asunción de Macri y su posterior problema judicial, sus papás perdieron sus respectivos trabajos, al mismo tiempo que tuvieron que dejar la casa que alquilaban en San Martín para mudarse con sus abuelos.

"El triunfo de ayer lo viví contento, porque toda mi familia es peronista. Antes no lo quería decir, por el tema de la detención me habían aconsejado que dijera que había votado a Macri", contó Nicolás Lucero, quien además aseguró a este portal que en los últimos tres años tanto él como su familia la pasaron muy mal económicamente y emocionalmente también. 

Según indicó el joven de 22 años, en el 2016, antes de todo el problema judicial, su papá se quedó sin trabajo porque cerró la fabrica en la que estaba, y aunque lo indemnizaron, él y muchos otros compañeros dejaron de tener asegurado su sustento diario.

"Cuando pasó lo mío, mi mamá también se quedó sin trabajo y a mi me echaron. Nosotros nos tuvimos que mudar, alquilábamos y nos mudamos a lo de mis abuelos. Siempre decimos que nos vamos a ir y no podemos", comentó dolido, y agregó que en esos tiempos toda su familia la pasó mal, porque además recibían tantas burlas, que hasta su hermana se tuvo que cambiar de escuela para que la dejaran de molestar.

El joven debió mudarse a lo de sus abuelos luego de la causa.

En cuanto a la canción que escribió contra el presidente, Lucero aclaró que un día que llegó de la cancha, después de haber escuchado que la cantaban mucho, twitteó la frase sin ánimos de ofender a nadie, ni mucho menos de generar pánico. En aquel entonces escribió el mensaje y se olvidó, sin pensar que después de un año y medio la policía lo iba a ir a buscar a su casa para llevárselo demorado.

"Yo en aquel entonces usaba Twitter para poner canciones, y esa se escuchaba mucho. Pero la escribí y tuve solo dos retweets de gente conocida", dijo, y agregó que en el 2017 un día llegó a su casa y se dio cuenta de que la policía allanaba su casa, aunque no tenía ni idea de por qué.

"No me daban explicaciones de qué pasaba. Nos encerraron en la cocina, nos rompieron todo, y se llevaron celulares. No nos dejaban ni ir al baño, hasta después de 3 o 4 horas el que estaba cargo preguntó quién era Nicolás, y me dijeron que tenía que ir a la comisaria a declarar", sostuvo.

A Lucero le iniciaron una causa después de haber twitteado que iba a matar a Mauricio Macri.

Sin entender los motivos, el joven fue trasladado hacia la comisaría, donde finalmente le dijeron que por su tweet se le había iniciado una causa por "amenazas e intimidaciones públicas". Ese día lo dejaron demorado, y por primera vez en su vida, pasó la noche en una celda con otros presos.

"Toda mi familia se quedó en la puerta. Fue muy feo, yo nunca había pisado una comisaría, y los policías me decían que a la noche no me durmiera porque iba a conseguir novio", dijo, y explicó que después de eso debió buscar un abogado, lo que era algo impensado para él en aquel entonces porque su familia no contaba con el dinero necesario para pagar por los servicios.

Afortunadamente, un letrado le ofreció su ayuda sin pedirle nada a cambio, y después de seis meses de espera, el profesional lo llamó para decirle que habían cerrado la causa, y que lo habían declarado inocente.

Aunque lo que le tocó vivir dejó una marca importante en él, Lucero ahora tiene trabajo, goza de un prontuario limpio y puede, libremente, escribir en su Twitter lo que desea y lo que siente, como lo hizo este domingo al celebrar el triunfo de la fórmula Fernández-Fernández: "Macri al fin te vas". 

Fuente: BigBangNews

Más de Sociedad