Florencio Varela

Otro caso de mala praxis: Ingresó por una "agitación" y murió 5 horas después

Azul Morena Velozo, de tan sólo un año y ocho meses, ingresó al Hospital Mi Pueblo por una pequeña "agitación en el pecho" y falleció cinco horas más tarde por culpa de los médicos, según la denuncia de su mamá.

A mediados de julio dimos a conocer el caso de Emma, la pequeña de un año y un mes que llegó al Hospital Mi Pueblo de Florencio Varela con algunas líneas de fiebre y que falleció a causa -según denunció Marysol Medina, su mamá- de la "inoperancia" de los médicos.

La pequeña falleció en junio de este año luego de estar 11 días internada, cuando los médicos decidieron sedarla y entubarla. "Nos llaman y nos dicen que no pudieron hacer nada. Ahí corrí a ver a mi bebé, ahí estaba.... muerta, fría, moradita, sin vida", le había contado Marysol a BigBang.

Pero el caso de Emma no es el único. Desesperada por las faltas de respuestas que recibió de parte de ese nosocomio, Milagros se comunicó con BigBang para dar a conocer la historia de su hija, Azul Morena Velozo. La pequeña, de tan sólo un año y ocho meses, llegó al Hospital Mi Pueblo de Florencio Varela por una "agitación en el pecho" y falleció cinco horas después de un paro cardíaco.

Todo comenzó el sábado 23 de marzo último. Milagros y su marido Raúl llegaron alrededor de las 9 de la mañana junto a su hija Azul porque la pequeña estaba "agitada" y le costaba respirar: "Tenía una agitación en el pecho. Nosotros llegamos a las 9 de la mañana al hospital, pero los médicos al atenderla pusieron en la historia clínica que la nena empezó con ese cuadro a las 4 de la mañana de ese mismo día".

Llegamos a las 9 de la mañana al hospital, pero los médicos al atenderla pusieron en la historia clínica que la nena empezó con ese cuadro a las 4 de la mañana de ese mismo día"

Según contó Milagros, las enfermeras que atendieron a su hija rápidamente comenzaron a darle paf y le inyectaron corticoides sin siquiera hacerle una placa. "Le mandaron el paf, le inyectaron corticoides y le pusieron un nebulizador. No le hicieron una placa en ese momento y yo les aclaré que prefería que le den vapor porque el paf la ponía mucho peor", explicó.

En diálogo con BigBang, Milagros aseguró que el "Paf" - el aerosol que se utiliza para el asma y otras enfermedades- provocaba que su hija se "agitara" mucho más. "Pero dijeron que estaba bien y prefirieron dárselo igual. A la media hora, me dijeron que los medicamentos no funcionaban y que la iban a tener que entubar", detalló, visiblemente angustiada por lo que ocurrió después.

La mujer afirmó que los médicos al principio le dijeron que su hija padecía una "neumonía avanzada", a pesar de que no tenía fiebre, tampoco tos y ni siquiera vómitos: "Me dijeron eso, pero la neumonía te levanta fiebre y tos, y ella no tenía nada. A todo esto nos iban a trasladar al Cruce -el hospital de alta complejidad-, pero como no tenían camas no nos derivaron".

A raíz de la noticia de que debían intubar a la bebé, los médicos acompañaron a Milagros y aRaúl a una sala de espera que se encontraba cerca de la habitación donde atendían a su hija. "No nos dejaron verla más. Le hicieron una placa y nos dijeron que iba mejorando cuando la nena ya estaba muy mal. Ella estaba siendo atendida por dos enfermeras y dos pediatras", explicó.

Y siguió: "Cuando la intubaron salieron a decirnos que mi hija entró en un paro. Ahí nos dejaron en una sala enfrente de su habitación esperando. Entraban y salían las enfermeras a buscar herramientas, como jeringas y suero, cosas que ya deberían tener listas. Y a los 20 minutos salieron las enfermeras a decirnos que mi hija había sufrido dos paros".

Según le detalló Milagros a este portal, los médicos le aseguraron que no pudieron hacer nada durante el segundo paro cardiorrespiratorio de la pequeña Azul. "Mi hija falleció a las 14 horas. Ahí me dijeron que para ellos mi hija se había agarrado un virus y se olvidaron de la neumonía. Las dos médicas se miraban entre ellas para ver si coincidían en su relato", denunció.

La denuncia por "mala praxis" y "homicidio culposo" la realizó en la comisaría primera de Florencio Varela y la causa quedó en manos de la Fiscalía N°5, quien después de cuatro meses del hecho sigue manteniendo la causa como "averiguación de muerte".

"Hace cuatro meses que falleció mi hija y sigo esperando la autopsia. Nos tomaron la declaración y nos dijeron que teníamos que esperar los trámites de la casa velatoria. Pedimos una audiencia con el fiscal, pero no nos llaman y la causa no avanza", relató, entre lágrimas, Milagros.

Y sumó: "Es muy difícil, era mi única hija. El 27 de julio hubiera cumplido dos años. Cuando falleció mi nena, los médicos nos pidieron el documento para hacer el papelero y les pregunté si la podía ver. A los pocos minutos nos vinieron a sacar dos policías porque se la tenían que llevar a la morgue. Nos pidieron el documento de la bebé y las enfermeras desaparecieron".

Milagros aseguró que nadie en el Hospital les pudo explicar por qué falleció su hija. "Cuando nosotros fuimos a pedir la historia clínica, un pediatra nos dijo que nos correspondía, no nos la querían dar. Al final nos dieron una copia, pero no nos quisieron dar la copia de la última placa que le hicieron, porque dicen ellos que es la única copia y que no pueden", agregó.

Y continuó: "Antes de entubarla, nos dijeron que la iban a sedar. No sé si fue mucho lo que le pusieron, pero sinceramente no es la primera vez que pasa esto en este hospital. Me comuniqué con Marysol. Tratamos de viralizar este problema porque queremos que no le vuelva a pasar a más nadie. No quiero que otra mamá pase por el sufrimiento que estoy pasando yo".

Según le contó a este portal, junto a Marysol están organizando una marcha en la puerta del Hospital Mi Pueblo para reclamar "justicia por Emma y Azul". "Me hace mal todo esto, pero no me queda otra cosa que denunciarlo en los medios porque la justicia no me ayuda", sentenció Milagros, con mucha tristeza y a la espera de que la justicia realice la autopsia para saber de cómo murió su bebé.


Big Bang News

Más de Florencio Varela