Farandula

Cómo pasa sus días tras las rejas Giselle Rímolo

La falsa médica está alojada en el Complejo Penitenciario Federal IV de Mujeres, de Ezeiza, bajo el Programa Interministerial de Salud Mental Argentino (Prisma).

Mónica María Cristina Rímolo llegó al mundo del espectáculo en 2001 de la mano de Silvio Soldán, con quien mantuvo un romance y que la presentó ante las cámaras como médica y creadora de un tratamiento homeopático para adelgazar que llamaba "100% natural".

En septiembre de 2016, la Cámara Federal de Casación Penal confirmó la condena a nueve años de prisión en su contra por estafa, ejercicio ilegal de la medicina y tráfico de medicamentos peligrosos, agravado por el fallecimiento de una persona.

La pena se hizo efectiva en noviembre de 2017, cuando fue trasladada en calidad de detenida desde su domicilio en la localidad de Don Torcuato hasta el Sanatorio Otamendi, en la ciudad de Buenos Aires, para luego ser llevada a la Unidad Judicial 28. Actualmente, cumple su condena en el pabellón Prisma del Complejo IV de cárcel de Mujeres en Ezeiza.

El Complejo Penitenciario Federal IV de Mujeres, de Ezeiza, bajo el Programa Interministerial de Salud Mental Argentino (Prisma), aloja a los presos con trastornos mentales o del comportamiento producto del consumo de sustancias psicoactivas.

Rímolo está detenida por los delitos de ejercicio ilegal de la medicina, tráfico de medicamentos peligrosos para la salud, estafas (70 hechos) y homicidio culposo. El 25 de abril de 2003, tras pagar una fianza de 300.000 pesos, quedó en libertad luego de pasar seis meses detenida.

Pero en 2004 volvió a la cárcel. En esa ocasión también fue preso Soldán, acusado entonces del delito de estafas reiteradas. El conductor estuvo en Devoto 61 días, antes de ser sobreseído. La falsa médica volvió a ser excarcelada en 2006 y actualmente está detenida.

¿Pero cómo es la vida de Rímolo? "Las reclusas que habían estado con ella le reclamaban promesas incumplidas y se tomaron una especie de venganza. La agredieron física y psicológicamente", había contado por entonces su abogado, Roberto Schlagel.

Según contó esta tarde la periodista Pía Shaw, Rímolo dejó atrás el estrés postraumático que se le había originado a raíz de su última detención y aclaró que está "irreconocible, con el pelo cubierto de canas y totalmente arrugada". Con 57 años, además, pasó de ser "reina a cenicienta" en la cárcel: se encarga principalmente de la organización y la limpieza del pabellón.

"Estéticamente, si la ven no la reconocen. No tiene más tintura en el pelo porque no puede ir a la peluquería del penal. Está con el pelo canoso y con raíces. La única persona que la visita es su marido en calidad de abogado, Juan Daniel Gaineddu", remarcó Pía.

Actualmente, Rímolo forma parte de un grupo de presas que hacen trabajos en equipo dentro del pabellón. Ella es la encargada de la fajina del pabellón, es decir, limpia los sanitarios del módulo 5, del pabellón Prisma del Complejo IV de Las Mujeres de Ezeiza.

Está actividad de higiene la está llevando a cabo desde comienzos de año. Cabe recordar que sus análisis psiquiátricos habían dado mal y, además, se manejaba con un andador. "Lo dejó, se levanta a las 7.30 am, con todo el recuento de todas las presas", aclaró Pía.

Y sumó: "No estudia ni trabaja. Esta es una actividad que tienen que cumplir todas las reclusas del pabellón. Ella organiza y limpia". Rímolo duerme con diez internas, está casi siempre de buen humor, tranquila y relajada. Al principio hacía actividades de peluquería -que dejó este año-, no hablaba con nadie y ahora tiene un grupo de "amigas".

En junio de 2018, se dio a conocer que Rímolo transfirió en 2010 unos USD 2 millones de una cuenta en Suiza a una fundación privada panameña "para proteger su patrimonio" de potenciales demandas judiciales. The Best Woman Foundation (Fundación La Mejor Mujer) había sido registrada a fines de 2007 por el estudio Mossack Fonseca, con Mónica Cristina María Rímolo como la principal beneficiaria del 100% de sus activos.

BigBangNews

Más de Farandula