Deportes

Carlos Bilardo está internado y su salud empeoró

Carlos Bilardo, entrenador del seleccionado argentino que se consagró campeón en el Mundial de México 1986, permanece internado a raíz de padecer síndrome de Hakim-Adams y su salud empeoró en las últimas horas e ingresó en un proceso crítico, según informaron desde su entorno.

El ex futbolista y entrenador de 81 años fue internado por primera vez el 31 de mayo de 2017, y desde entonces fue sometido a una serie de operaciones que le demandaron largos períodos de rehabilitación, en su lucha contra el síndrome Hakim-Adams, también conocido como hidrocefalia normotensiva.

La última aparición en público de Bilardo fue en abril pasado, cuando participó de un encuentro con varios ex futbolistas del plantel que logró la gesta en México.

Bilardo, nacido en el barrio porteño de La Paternal aunque siempre vivió en Flores, fue jugador de San Lorenzo, Deportivo Español y Estudiantes de La Plata, club con el que se identificó y ganó tres Copas Libertadores, una Intercontinetal y una Interamericana.

Como entrenador inició su carrera en Estudiantes y luego dirigió a Deportivo Cali, al seleccionado de Colombia, San Lorenzo, Sevilla de España, Boca, seleccionados de Libia y Guatemala y nuevamente al Pincha, donde se retiró de la profesión en 2004.

Su labor más significativa fue al frente del seleccionado argentino, en el período que comenzó en 1983 y en el cual conquistó la Copa del Mundo en México y fue subcampeón en Italia 1990, cuando dejó su cargo.

Más de Deportes
El partido que el Schalke 04 le ganó este domingo por 1-0 al Eintracht Frankfurt hubiese quedado en una anécdota, si no fuese por la criminal patada que le pegó el arquero del conjunto ganador Alexander Nübel al delantero visitante Mijat Gacinovic, que terminó internado en el hospital por el golpe.

La impresionante patada que conmueve a la Bundesliga
Cerca de las 2 de la mañana, mientras el escrutinio llegaba lentamente al 60 por ciento de las 143 mesas totales, el candidato oficialista Christian Gribaudo se acercó a donde esperaban Jorge Ameal y cía. a estrechar algunas manos de los miembros de la lista opositora y dejar un par de consideraciones.