Sociedad

Borracho, atropelló, chocó y se dio a la fuga

La víctima que iba en bicicleta se encuentra en estado grave. El conductor tenía 2,14 gramos de alcohol en sangre y ya fue detenido. Dentro del vehículo se encontraron envases de cerveza abiertas.

En otro hecho de irresponsabilidad al volante, un vehículo a altísima velocidad embistió a un ciclista en Av. Francisco Beiró y Ricardo Gutiérrez, en Villa Devoto, y su conductor, que estaba alcoholizado, se dio a la fuga. Durante la huida, chocó a otro coche que esperaba detenido en un semáforo, a pocos metros. La víctima que iba en bicicleta se encuentra internada en grave estado.

Las pruebas de alcoholemia que se le realizaron al chofer una vez que fue encontrado, a pocas cuadras de donde protagonizó el desastre, indicaron que estaba manejando con 2,14 gramos de alcohol en sangre, cuando el permitido en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires es de 0,5 gramos.

El siniestro ocurrió poco después de las 6 de la mañana cuando un Volkswagen Gol color gris levantó en el aire a una bicicleta Mountain Bike negra que circulaba pegada al cordón de la avenida, a metros de las vías de la Línea San Martín. El conductor no detuvo su marcha y a pocos metros volvió a colisionar con otro coche, el cual aguardaba frenado frente a un semáforo.

La víctima, identificada como Sebastián Devoto, debió ser trasladada de urgencia con diagnóstico de politraumatismo y trascendió que su estado es gravísimo. Internado en el Sanatorio Finochietto, los médicos se encuentran evaluando su estado cerebral ya que sufrió numerosos y fuertes golpes primero al ser arremetido por el Gol, y luego al golpear contra un árbol.

Según testigos en la zona del accidente, Devoto se dirigía a su trabajo en una estación de servicio cercana, donde se desempeña como playero. Con residencia en José C. Paz, llegó al barrio como todos los días en tren, para completar su trayecto en bicicleta.

El chofer del Gol, de nombre Miguel Ivanovich y con domicilio en la Ciudad de Buenos Aires, logró ser capturado por efectivos policiales a la altura de Beiró y Nazca, y en el interior del vehículo se encontraron latas y porrones de cerveza abiertas. También se pudo comprobar que estaba bajo los efectos del alcohol.

El hombre fue trasladado al Hospital Zubizarreta, donde se encuentra con consigna policial y en carácter de aprehendido. Según se pudo constatar con los datos de la patente vehicular, el dominio tiene una deuda por multas que asciende a $47 mil.

Clarín 

Más de Sociedad