Política

Una encuesta deja a Espert tercero y un empate

Una encuesta revela que el candidato kirchnerista ganaría por 3 puntos en octubre, pero lejos de evitar la segunda vuelta. Espert aparece tercero.

Una encuesta de la consultora Giacobbe & Asociados muestra un escenario de extrema paridad en las elecciones nacionales y bonaerenses, con pronóstico de pelea voto a voto entre Mauricio Macri y Alberto Fernández y entre María Eugenia Vidal y Axel Kicillof.

Se trata de un sondeo realizado en los últimos días de junio sobre 2500 casos en todo el país. La muestra coincide con trabajos de otras consultoras que en las últimas semanas dieron cuenta de que la diferencia entre el candidato kirchnerista y el presidente se acortó y quedó en un escenario de empate técnico.

El trabajo de Giacobbe -realizado para clientes privados de la consultora- muestra una diferencia de tres puntos entre Alberto y Macri tanto en las PASO como en la primera vuelta. En este último escenario, el ex jefe de gabinete apenas supera el 40 por ciento y queda lejos del piso de 45 puntos para evitar el ballotage.

El director de la consultora, Jorge Giacobbe (hijo), explicó a LPO que en una segunda vuelta Fernández y Macri están empatados en alrededor de 43 puntos con más de diez por ciento que todavía se mantiene indeciso. "Es una paridad muy grande que no permite hacer previsiones", indicó.

De cara a las PASO, Giacobbe detalló que un factor que puede perjudicar al Gobierno es el nivel de asistencia. Actualmente, alrededor del 1,5 por ciento dice que no irá a votar, pero el consultor explica que ese número puede ser similar al de las primarias de 2015 (en torno al 6 por ciento) lo que podría perjudicar a Macri y ampliar la diferencia.

En el caso de la provincia de Buenos Aires, Giacobbe contó a este medio que María Eugenia Vidal y Axel Kicillof también están en empate técnico con una diferencia de centésimas a favor de la gobernadora. "Será determinante lo que pase en agosto", opinó.

Los resultados de la encuesta fueron difundidos en principio por José Luis Espert, que se mostró entusiasmado porque aparece tercero (con el 7,5 por ciento) por delante de Roberto Lavagna (4,2 por ciento). Esto se debe en parte al estancamiento del ex ministro pero también a que el precandidato liberal empezó a crecer después de la maniobra del oficialismo para intentar sacarlo de la elección. De todos modos, Giacobbe explicó que los números de Espert pueden quedar condicionados por factores como la falta de oferta electoral en las provincias.

LPO

Más de Política
De cara a la celebración en Santa Rosa el equipo de campaña viralizó en redes una serie de afiches con históricos personajes peronistas a color para mostrar la unidad del movimiento nacional justicialista de cara a las elecciones. Miralos todos acá.
Los ocurrentes afiches peronistas del Frente de Todos
Juan Perón sabía que la Argentina era una presa de esa batalla entre el imperialismo saliente, Inglaterra, y el naciente, los Estados Unidos. Su impacto en estas tierras no se hizo esperar. El regordete y rubicundo embajador norteamericano, Spruille Braden, detestaba el ascenso del nacionalismo argentino. Había aterrizado en Buenos Aires el 21 de mayo de 1945 y su tarea era, precisamente, liderar la oposición contra los militares encabezados por Perón porque su país no confiaba en su tardía declaración de guerra contra el Eje.
Desde los tiempos de la Revolución Mexicana hasta la mediados del siglo XX ningún otro proceso político y social como el peronismo impactó tanto en América Latina. A pesar de tener como enemigos a las corporaciones mediáticas internacionales que lo tildaban de dictadura facistoide, había surgido como movimiento popular con la insurrección de los trabajadores fabriles del 17 de octubre de 1945 para liberar a Perón, prisionero del ala gorila del ejército. Meses después, llegan al gobierno en los primeros comicios democráticos desde el golpe militar de 1930 para compartir el poder con sectores de la mediana burguesía y la industria nacional. Juan Perón era el mentor y líder de una original revolución social de vocación latinoamericanista, que comenzaba a cambiar la Argentina desde una alternativa emancipatoria.
El discurso de Perón del 17 de octubre de 1945