Vicente López

Que pasó en el hotel alojamiento dónde murió Ludmila

Tiene 43 años y está acusado de "homicidio con dolo eventual". La víctima tenía 16.

Según consta en el acta de clausura del hotel alojamiento Costa Azul de Vicente López, Diego Iapichino (43) y Ludmila (16) ingresaron al albergue transitorio a las 4.30 del sábado en moto. Unas cinco horas después, los gritos de auxilio del hombre alertaron al personal, que llamó al 911. La adolescente se había descompensado y fue trasladada al hospital local, donde murió.

Iapichino quedó detenido. Ante la fiscal del caso, admitió que ambos consumieron "alcohol y cocaína" que él había llevado.

Fuentes judiciales informaron a Clarín que al detenido se lo acusa de "homicidio con dolo eventual, en concurso real con suministro de estupefacientes, agravado por tratarse de una menor de edad".

¿Qué significa esto? Que Iapichino no quiso matar a la adolescente, pero tuvo que haberse representado la posibilidad de que ella podía morir al consumir las drogas y el alcohol.

Las fuentes también dijeron que el hombre, empleado de casinos y padre de dos nenes, aseguró que "no sabía que la chica era menor" y que se habían conocido "hace unos dos meses".

Ludmila murió este domingo a la madrugada tras haber sido internada en grave estado luego de descomponerse dentro del hotel alojamiento Costa Azul, ubicado en el cruce de General Justo José de Urquiza y Juan Carlos Cruz, de Vicente López. Había llegado en coma al hospital.

"Iapichino dijo en su declaración que la adolescente tuvo como convulsiones, que le metió la mano en la boca para sostenerle la lengua y que lo ayudaron las mucamas, que llamaron al 911", detallaron las fuentes.

El acusado, 27 años mayor que Ludmila, fue indagado este domingo por la fiscal Lida Osores Soler, a cargo de la UFI de Violencia de Género de Vicente López, del Departamento Judicial de San Isidro. Según las fuentes, alegó que habían ido al hotel a "charlar y consumir".

"Por el momento, no hay nada que pareciera indicar que hubo un ataque contra la integridad sexual de la adolescente", añadieron las fuentes.

Y explicaron que Iapichino contó que la "auxilió en cuanto notó que se descomponía" y que pidió ayuda a las empleadas del hotel. "Eso está corroborado por los testigos", indicaron.

Según la versión que dio el detenido ante la fiscal, a Ludmila la había conocido hace "unos dos meses en el bar donde ella trabajaba como mesera y que él frecuentaba". Y adujo que "no tenían una relación de pareja".

El hotel fue clausurado. (Rolando Andrade Stracuzzi)

La fiscal ordenó que este lunes se realice la autopsia correspondiente para determinar las causas de la muerte de la adolescente. También allanó la casa del acusado, ubicada en Vicente López.

Ante la consulta de Clarín, los familiares de Ludmila, que vivía en Florida, prefirieron el silencio. "Estamos muy dolidos", dijeron. Además, pidieron preservar su identidad.

Según la agencia Télam, en el hospital los familiares manifestaron a los médicos y policías que la chica era epiléptica, que se encontraba bajo tratamiento psicológico y psiquiátrico y que , además, era consumidora de marihuana y de alcohol. Algo que la fiscal intentará corroborar cuando se reúna con ellos.

En tanto, el albergue transitorio Costa Azul fue clausurado el sábado por la tarde ya que la ley prohíbe la entrada de menores de edad a este tipo de alojamientos.

Según informó su apoderado, identificado por las fuentes como Ignacio Novo, "a las 4.30 se constata el ingreso de dos personas a bordo de una moto con los cascos colocados". Agregó que "entre las 09.30 y las 10, se escuchan gritos de ayuda" y que se llamó al 911.

Clarín

Más de Vicente López