Farandula

La terrible muerte del creador de Crónica

Anabela Ascar contó cómo fue el último día de vida del fundador de Crónica y reveló todo lo que sufrió por un ACV y operaciones.

un día de la muerte de Héctor Ricardo García, el fundador de Crónica, Anabela Ascar, quien fue su pareja por más de veinte años, reveló escalofriantes y fuertes detalles sobre cómo fue su fallecimiento, todo lo que el periodista sufrió antes por la pérdida del habla e infecciones en su cadera tras varias operaciones, y dijo que él sabía cuándo iba a morirse.

"Estoy...todavía no reaccioné. Eso será con el tiempo, se siente la ausencia, se siente el vacío. Yo estuve 22 años con él y la verdad que en los últimos siete años la pasó muy mal. Te estaba viendo a vos recordando esa nota que pusiste al aire en la que hablaba, y me sorprendió, porque él había perdido el habla producto de un ACV(accidente cerebrovascular), imagínense lo que es para un periodista perder el habla...", le dijo Ascar a Mauro Viale en La Pura Verdad (América).

"Él se quería morir, era tan adelantado a su tiempo y a lo que pasaba que sabía cuándo y qué día iba a morirse. Es muy difícil de explicar. El viernes... ¿viste que hablan de la mejoría antes de la muerte? Él estaba muy mal y en la cama con el cuidado de su enfermera, pero se levantó y fue para el perchero. Ella me dijo que quería vestirse e irse.?Tal vez es su última voluntad, llevémoslo', me dijo la enfermera", continuó la conductora.

"Lo lleve al supermercado donde nos encontramos con vos, Mauro. Fui a buscarle un carrito para discapacitados y él solito entro y dio toda una vuelta por el súper. Cuando salimos le dije que tenía que comprarle antibióticos -él había tenido cinco operaciones de cadera y sufrido infecciones en la prótesis, sufrió mucho- tenía que tomárselos a la noche, pero me hizo señas diciéndome ?yo me voy', con su mano apuntando para arriba", comentó la periodista.

"Le dije que la muerte no es voluntaria, fui y compré en la farmacia, y Héctor me esperó afuera. Él se compró ravioles. A la noche la enfermera se tenía que ir, y cuando le dije que le iba a abrir y que después le llevaba sus ravioles, él me hizo una seña con el dedo, como diciendo ?chau', despidiéndose. Cuando vuelvo, lo encontré muerto", reveló Anabela.

"Cómo pudo ser, supo el momento en el que se iba y me lo comunico. Los dolores que tenía eran tan poderosos que la morfina no le hacía efecto. Le quedaba una séptima operación con la que iba a quedar postrado de por vida, me terminó diciendo que no quería eso para él. ?Yo me voy', me dijo. ?Yo no quiero esto para mí, yo me voy', enfatizó angustiada.

"Estoy shockeada. Después vino la ambulancia, le hicieron una reanimación y ya no podía ser. Es increíble como anunció su partida, lo tenía recontra claro, y se fue el día del camarógrafo", concluyó la compañera de vida del periodista fallecido.

Exitonia

Más de Farandula