Viral

Así recibió Dylan a Alberto Fernández tras ser dado de alta

El perro del precandidato presidencial demostró su alegría al ver a su dueño llegar a su casa. Mirá el video.

 El precandidato presidencial Alberto Fernández fue dado de alta este jueves 6 de junio, luego de haber estado internado más de 48 horas por una "inflamación pleural" en el Sanatorio Otamendi. Al llegar a su casa, fue recibido por Dylan, su perro, de una manera muy afectiva.

El momento quedó registrado en un video que fue publicado en el perfil de redes sociales del animal. Cuando regresó a su casa en horas de la mañana su perro Dylan lo recibió a los saltos y abrazos y demostró la alegría que le generó ver al exjefe de Gabinete. 

 El can es noticia desde hace un tiempo, cuando Fernández anunció que se postularía como candidato presidencial. Desde entonces, tiene abierto un perfil en la red social Instagram, en donde posee más de 13 mil seguidores. En su perfil se puede leer la siguiente presentación: "Mi mejor amigo es Alberto Fernández. Él me llamó así en honor a Bob Dylan. Nací en Pilar y vivo en Puerto Madero. Soy un collie nacional y popular". La mascota también es la figura de algunas de la publicaciones de su dueño, quien comparte con él hasta las entrevistas exclusivas. 

La salud de Fernández. Alberto Fernández desmintió este miércoles 5 de junio las versiones cruzadas que circularon tras su internación en el Sanatorio Otamendi, y aseguró que tuvo "una inflamación en la pleura". En ese sentido manifestó estar "espléndido" y negó haber padecido una "embolia pulmonar". 

 "No tengo ninguna embolia pulmonar. Si hubiese tenido una trombosis, no podría haber hablado con ustedes y estaría en terapia intensiva. Siempre estuve en sala común", afirmó el compañero de fórmula de Cristina Fernández de Kirchner en diálogo con el programa La Mirada Despierta que conduce Nelson Castro por Radio Continental.

El exjefe de Gabinete narró además el inicio de la dolencia que sufre y cómo terminó internado: "El lunes me levanté temprano, me reuní con Matias Lammens, almorcé con Felipe Solá y me reuní con el gobernador de La Rioja. Tenía mucha tos seca y sentí que me dolía mucho la espalda. Lo llamé a mi médico y me dijo 'venite que te reviso'". En ese marco, agregó que el especialista "determinó inflamación en la pleura pero no podían determinar la causa. Yo ya tuve un antecedente de un coágulo en el pulmón".

"Me dieron por vía intravenosa una medicación que me calmara el dolor. Me dijeron: '¿por qué no aprovechas, ya que te tengo acá y hacemos un chequeo?' Gracias a dios todos los resultados son normales. Estoy espléndido, esperando volver a trabajar para alegría de unos y desgracia de otros. Jamás tuve fiebre. Tengo antecedentes familiares de tromboembolismo en las piernas. Estuve un tiempo anticoagulado. Pero el problema que tiene ese diagnóstico es que no se sabe cuándo vuelve. Ahora también me están anticoagulando", describió el político. 

La internación del precandidato a presidente se conoció el pasado lunes 3 de junio cuando llegó al Sanatorio Otamendi ubicado en el barrio de Recoleta para realizarse chequeos y, en ese entonces, desmintió que se tratara de una dolencia por herpes como trascendió en algunos medios. 

Fuente Perfil

Más de Viral