Deportes

Un video y una lesión dejan a Ney sin Copa América

Los exámenes de rayos practicados tras el 2 a 0 a Qatar confirmaron una "ruptura ligamentaria" en el tobillo derecho. "No estará en condiciones físicas ni tendrá tiempo de recuperación suficiente", confirmó la Confederación.

Neymar no participará de la Copa América. El delantero de Brasil  sufrió "una ruptura ligamentaria" en el tobillo derecho, por lo que quedó desafectado de su selección. "No estará en condiciones físicas ni tendrá tiempo de recuperación suficiente", confirmó la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) en un comunicado difundido en la madrugada del miércoles.

"Después de sufrir una entorsis en el tobillo derecho durante el juego contra Qatar, Neymar fue evaluado y sometido a exámenes complementarios de imágenes que confirmaron la ruptura ligamentaria en el tobillo", expresó la CBF.

"Debido a la gravedad de la lesión, Neymar no estará en condiciones físicas ni tendrá tiempo de recuperación suficiente para participar de la Copa América Brasil 2019", sentenció la organización.

Y concluyó: "Este jueves, la comisión técnica de la selección brasileña iniciará el proceso para definir a su sustituto".

En la previa de la Copa América  y con la denuncia por violación rebotando en su cabeza, el delantero salió a la cancha para jugar con Brasil un amistoso ante Qatar y duró apenas 17 minutos: se retiró lesionado y su participación en el certamen continental ahora también es una incógnita por cuestiones físicas.

El 10 se retiró del campo de juego con claras muestras de dolor y con hielo en su pie derecho. "Entorsis en el tobillo derecho", fue el primer diagnóstico, todavía en el estadio, del que Neymar se fue en muletas.

Una vez en el hospital, el futbolista recibió la visita de Jair Bolsonaro, que antes del partido lo había respaldado en medio de la acusación de violación.

"Visitando a Neymar en el hospital HOME de Brasilia. Le desea una buena y pronta recuperación!", escribió el presidente brasileño en su cuenta de Twitter.

El resultado de los exámenes de rayos acabaron con las ilusiones de Tite, que justo después del encuentro con Qatar se había mostrado con esperanzas de contar con la estrella de PSG en la Copa América.

"Es un jugador diferente. Quiero tenerlo hasta último momento dentro del equipo, por su calidad técnica. No lo voy a soltar, excepto una situación excepcional", aseguró el entrenador de la Canarinha. Y completo: "Sólo lo vi en el entretiempo. Tenía el tobillo hinchado. Está en buenas condiciones, la lesión no debe ser muy grave".

A los 17 minutos de la primera parte, Neymar se acercó al banco de suplentes de su selección instantes después de que su compañero de equipo, Richarlison, abriera la cuenta ante el último campeón asiático.

Ney permaneció durante unos segundos al cuidado de los médicos, mientras se tapaba la cara con las manos. No pudo seguir. Se fue rengueando, sin poder apoyar en el suelo el pie derecho, al que le habían aplicado una bolsa de hielo.

En su primera semana de entrenamientos con la selección ya había sentido molestias y estuvo tres días bajo el cuidado de fisioterapeutas por molestias en la rodilla izquierda.

En el retrovisor aparecen más lesiones en el pasado reciente del crack del PSG. Estuvo inactivo tres meses, desde finales de enero hasta finales de abril, por una recaída de su lesión en el quinto metatarsiano del pie derecho, por la que ya fue operado en 2018 y a punto estuvo de costarle su presencia en el Mundial de Rusia.

Más allá de lo que ocurra con su lesión, Neymar afronta dos investigaciones abiertas por la policía brasileña. La primera por una supuesta violación a una mujer en un hotel de París y la segunda por divulgar fotos íntimas de esa joven en sus redes sociales para defenderse de tal acusación.

Más de Deportes