Deportes

Caen nueve jugadores por arreglar partidos de España

Ya hay 9 jugadores detenidos, entre ellos un ex Real Madrid, en un amplio operativo de la Policía Nacional española. También fue arrestado el presidente del Huesca, equipo descendido a la Segunda División.

La Policía Nacional española comenzó este martes un gran operativo en el marco de una investigación por el presunto arreglo de partidos de fútbol de la Primera, Segunda y Tercera División para obtener ganancias en apuestas deportivas en la que ya hay 9 futbolistas detenidos.

El origen de esta operación policial está en una denuncia de La Liga en mayo de 2018 a raíz de las presuntas irregularidades detectadas en el partido que disputaron el Huesca contra el Nástic de Tarragona (en Segunda) y su relación con las apuestas deportivas de este encuentro. Además, La Liga informó a la policía sobre ocho supuestos "hechos relacionados con corrupción deportiva" durante la temporada 2018/19 y reportó otros 18 supuestos casos en los que los jugadores habrían apostado a los resultados de los encuentros.

Fuentes policiales informaron a la agencia española EFE que los operativos comenzaron a primera hora del día y entre los detenidos figuran el ex jugador del Real Madrid Raúl Bravo, según el diario Marca, "el cabecilla de la trama"; Borja Fernández, recién retirado luego de jugar las dos últimas temporada en el Real Valladolid y que esta mañana tenía una reunión prevista con Ronaldo para ver cuál sería su rol dentro del club; y Carlos Aranda, surgido en el Real Madrid con paso en varios equipos de Primera División. Además, fueron detenidos dos futbolistas que aún siguen compitiendo a nivel profesional: Samuel Saiz Alonso (28 años), del Getafe, e Íñigo López Montaña (36 años), del Deportivo La Coruña.

También fueron arrestados Agustín Lasaosa, presidente de la Sociedad Deportiva Huesca, que acaba de descender a la Segunda y cuenta en sus filas con los argentinos Axel Werner, Damián Musto y Ezequiel "Chimy" Ávila (quien anunció su despedida del club). También fue detenido el jefe de los servicios médicos del Huesca, Juan Carlos Galindo Lanuza. El abogado de la institución Pedro Camarero insistió que "hay incertidumbre sobre qué puede pasar", pero dijo que "desde el club no hay ninguna preocupación y estamos a disposición de los que nos pidan desde el juzgado".

Ante la noticia, La Real Federación Española de Fútbol (RFEF) mostró su rechazo a la corrupción en el deporte y pidió "prudencia" luego de que se haya iniciado el operativo y transmitió "su colaboración absoluta con la Policía Nacional en la operación que se está desarrollando todavía en estos momentos por orden de un juzgado de instrucción". "La RFEF no puede estar al margen, ni muchísimo menos. De manera que mostramos nuestra colaboración absoluta y respeto a las actuaciones que se están desarrollando en este momento", remarcó la vicepresidenta de asuntos de integridad Ana Muñoz.

Los operativos policiales se llevan a cabo en Madrid y también en las ciudades de Huesca, Valladolid, Málaga y La Coruña, indicó el diario madrileño El País. Pero sobre todo, hay un gran número de agentes desplegados en la sede de la Sociedad Deportiva Huesca desde las primeras horas de esta mañana.

El Director general de la Policía, Francisco Pardo, dijo que "hay nueve personas detenidas, la operación sigue abierta y está dirigida por el juzgado de instrucción número 5 de Huesca. Las diligencias son secretas. Por rigor y por respeto al secreto de sumario no podemos facilitar más datos". Además añadió: "los detenidos van a pasar 72 horas a disposición judicial, por lo que todos ellos dormirán en dependencias judiciales. Declararán este jueves en el juzgado de instrucción número 5 de Huesca" 

Más de Deportes