Mundo

Un país de América se prepara para ser "el más rico del mundo"

Guyana, el segundo país más pobre de Sudámerica, está a punto de "estallar" en petróleo.

"Mucha gente no tiene idea de lo que grande que es esto .... esto es gigantesco. Serán el país más rico del hemisferio y potencialmente el país rico del mundo". Quien habla es el embajador de Estados Unidos, Perry Holloway, en Guyana, en concreto, un pequeño país en América del Sur; el segundo país más pobre de la región.

¿De qué habla Holloway? Del gigantesco descubrimiento de reservas petroleras frente a las costas de Guyana, que convertirán a este país de "Cenicienta a reina".

Guyana, el único país angloparlante de América del Sur, descubrió una reservas de petróleo tan enormes, que hacia el 2025 se estima, según Perry, que su PBI "subirá entre un 300% y un 1.000%".

Suena exagerado decir que entonces será el país más rico del mundo, pero si se tiene en cuenta que su población es de apenas 750 mil habitantes, en términos per cápita, la riqueza de Guyana saldrá catapultada a la estratósfera.

ExxonMobil, el principal operador en Guyana, anunció el descubrimiento de más de 5.500 millones de barriles de petróleo, en aguas del Atlántico.

El dinero ciertamente vendrá bien, destaca la BBC. Esta ex colonia británica tiene altos índices de desempleo y pobreza.

La maldición del petróleo

Guyana debería mirar las lecciones del pasado para no cometer errores. El descubrimiento de grandes reservas de petróleo en países en desarrollo exacerbó la corrupción existente, lo que llevó a que las nuevas riquezas petroleras terminaran robadas y desperdiciadas. Algo que ya pasó a llamarse la "maldición del petróleo". Con ver a Venezuela alcanza para comprender el fenómeno.

Y ademas en Guyana la "corrupción es rampante", dice a la BBC Troy Thomas, director de la sede local de la ONG Transparency International.

A Thomas le preocupa la maldición del petróleo. Y una crisis política reciente tal vez sea muestra temprana de los signos del efecto de esta maldición.

En una nota publicada el año pasado, la CNN ya advertía con un titulo sugestivo: "Este pequeño país sudamericano estallará en petróleo: ¿aprovechará la oportunidad?".

El descubrimiento de las reservas ocurrió en 2015. Pero Exxon siguió descubriendo más. Este jueves anunció su 13° descubrimiento en la costa del país en el pozo Yellowtail-1 del bloque Stabroek.

"Hay una posibilidad realista de que esto transforme la economía (del país)", dijo a la CNN Pavel Molchanov, vicepresidente senior y asociado de investigación de equidad de Raymond James. "Es particularmente impactante para un país pequeño como Guyana."

Cuando comience a fluir el primer lote de petróleo, que ExxonMobil espera sea en 2020, Guyana podría cosechar miles de millones casi de inmediato.

Para 2025, ExxonMobil quiere producir 750.000 barriles de petróleo por día.

En Guyana, un república democrática, existen dos partidos formados por descendiente de esclavos africanos, por un lado y descendientes de sirvientes indios, por el otro.

El temor es que el gobierno en el poder pueda favorecer injustamente a sus electores del mismo origen étnico. El año que viene hay elecciones.

Guyana tiene una Asamblea Nacional, unicameral. El ejecutivo está liderado por el presidente, quien designa a los ministros, dirigidos por un primer ministro.

El actual presidente es David Arthur Granger y su premier es Moses Nagamootoo.

Por ahora, Guyana está haciendo todo bien en cuanto a la preparación, explica Eileen Gavin, analista política de Verisk Maplecroft.

Espera establecer un fondo soberano y se ha unido a la EITI, una organización que ayuda a los países a administrar las reservas de hidrocarburos de una manera fiscalmente responsable.

Pero aún es muy temprano para decir si todo saldrá bien. La prueba de fuego será el año que viene, cuando los ingresos empiecen a fluir. ¿Cuanto podría entrar por año? Según The New York Times, unos 20 mil millones de dólares.

Clarín

Más de Mundo