Mundo

El avión más grande del mundo voló por primera vez

El aparato tiene doble fuselaje, pesa 227 toneladas y de extremo a extremo de sus alas mide 117 metros. Mirá las imágenes.

El Stratolaunch, el avión más grande del mundo, un aparato de dimensiones descomunales, voló por primera vez. Fue en un vuelo de prueba en California. La aeronave, con dos fuselajes y seis motores Boeing 747, despegó del puerto aeroespacial de Mojave, a unos 150 kilómetros al norte de Los Ángeles, y realizó numerosas maniobras, incluido un enfoque de aterrizaje simulado.

Su diseño le permitirá transportar y soltar un cohete, que a su vez se encenderá para desplegar satélites. De este modo, el nuevo avión proporcionaría una forma más flexible para este fin que los cohetes de despegue vertical, dado que solo necesita una larga pista de despegue. 

El avión, cuya fabricación estuvo en manos de la empresa de ingeniería Scaled Composites, es tan grande que la distancia entre los extremos de sus alas es de 117 metros, es decir, una mayor que el largo de una cancha de fútbol, y aproximadamente 1,5 veces mayor que la de un Airbus A380, el avión de pasajeros más grande del mundo, que está por debajo de los 80 metros.

El vuelo duró aproximadamente dos horas y media. Hasta el momento, el avión solo había hecho pruebas en tierra. La velocidad máxima que alcanzó fue de 304 kilómetros por hora y logró una altitud de 5.182 metros.

"Qué fantástico primer vuelo", dijo Jean Floyd, CEO de Stratolaunch. "El vuelo de hoy (por el último sábado) promueve nuestra misión de proporcionar una alternativa flexible a los sistemas lanzados desde tierra", agregó.

En el aire. El avión más grande del mundo voló por primera vez (Reuter).

Stratolaunch fue financiado por Paul Allen, cofundador de Microsoft, como una forma de ingresar al mercado aeroespacial para lanzar satélites pequeños. Sin embargo, Allen murió en octubre por lo que el futuro de la compañía es incierto.

Con 227 toneladas de peso, soportadas por 28 ruedas y la propulsión de seis motores de un Boeing 747, el avión está diseñado con doble fuselaje, que permite la instalación en el medio de ambos de los cohetes para el lanzamiento de satélites.

El hecho de que el avión regrese a tierra tras el lanzamiento y pueda prepararse para un nuevo lanzamiento supone un ahorro del 60 por ciento respecto al lanzamiento de cohetes desde la superficie en su segmento de mercado.

Fuente: AFP y DPA.


Más de Mundo