Mundo

Demanda a sus padres por tirarle su colección de porno

Cuando se trasladó de casa le enviaron todas sus pertenencias, excepto las doce cajas que contenían revistas y contenido pornográfico

En 2016, un ciudadano norteamericano de 37 años se divorció de su mujer y decidió regresar durante unos meses a la casa de sus padres, algo muy habitual hoy en día. Diez meses después, ya con su vida reorganizada, el hombre volvía a mudarse para vivir en su nuevo hogar. Sus padres quedaron en enviarle todas sus pertenencias... pero algo nunca llegó.

Ese hombre, que en la actualidad tiene 40 años y del que no se conocen sus datos personales, ha presentado una demanda contra sus padres por haberle tirado su colección de pornografía. Un total de doce cajas repletas de películas, revistas y material porno que sus progenitores decidieron tirar a la basura pensando en el bien de su hijo.

Sin embargo, al protagonista de esta historia la decisión no le ha hecho ninguna gracia, tanto que ha decidido poner una demanda contra sus padres. Asegura que su colección de pornografía estaba valorada en 29.000 dólares, unos 25.000 euros, por lo que pide a sus padres el triple de esa cantidad, 87.000 dólares, por daños.

En la demanda que recoge The Guardian se incluye un email del padre en el que dice textualmente a su hijo que "te hice un gran favor al deshacerte de todo esto". Aunque el hombre se ha trasladado a vivir al estado de Indiana, la demanda se ha presentado en el de Michigan, al norte de Estados Unidos, que es donde viven sus progenitores. La Justicia tiene la palabra.

Más de Mundo