Sociedad

El olor a podrido que invadió la Ciudad venía de una fábrica de jabón

Se registra en Parque Patricios, Constitución y Barracas, entre otros. Investigan las causas.

Un olor fuerte y nauseabundo alertó a cientos de vecinos en la Ciudad, que comenzaron a denunciarlo ante Defensa Civil y en las redes sociales. Incluso, en barrios como Parque Patricios y Constitución, se vio a gente taparse la boca con las manos con las prendas que llevaban puestas.

Este viernes al mediodía se supo que la responsabilidad es de la fábrica Hebos, que queda en la calle Otamendi 1220, en Valentín Alsina. Según confirmaron fuentes del municipio de Lanús, ya se ordenó la clausura del establecimiento.

Fuentes del Gobierno porteño informaron que se registraron llamados de vecinos de la Comuna 4, que incluye La Boca, Barracas, Parque Patricios y Nueva Pompeya "por olor nauseabundo, a putrefacción".

Mal olor en la Ciudad. La gente camina tapándose la boca en algunos barrios. Foto: Luciano Thieberger

Según los reportes, es un olor "similar a carne en descomposición y es más intenso en la zona del Riachuelo. Las primeras presunciones parecen indicar que el olor proviene de una fábrica jabonera de Valentín Alsina. Al mismo tiempo, móviles de Defensa Civil realizan recorridos para determinar las causas del fenómeno.

La condición meteorológica favoreció la concentración del mal olor, según explicó Matías Bertolotti, meteorólogo de TN, y agregó: "La temperatura del aire en superficie, que en la Ciudad llegó a 9° y en zonas más alejadas a 5°, fue más baja que 20 o 30 metros más arriba. Eso hizo que el aire no se mezcle, que se produjera una especie de tapón, y que el mal olor no se disipara".

Según Bertolotti, el aumento de la temperatura, que a las 10 era de 17.8° ya había provocado que el olor se fuera disipando en distintos barrios. "Y a medida que avance el día va a dejar de sentirse", agregó.

"Tuvimos varios llamados desde temprano. Eso implicó que enviáramos nuestros móviles a recorrer barrios como Parque Patricios, Pompeya o Barracas", dijo Raúl Garnica, director de Defensa Civil de la Ciudad, y agregó: "Nos comunicamos con organismos de Lanús y confirman que tienen un inconveniente con una jabonera de la parte sur".

Garnica también explicó que "debido a la inversión térmica, y a que casi no hay viento, el olor quedó estacando en la Ciudad". Además, afirmó que les informaron que ya se interrumpió el trabajo de las chimeneas. "Estamos recibiendo muchos llamados porque es una situación inusual, pero no es para preocuparse, ya que no afecta la salud".

Los comentarios y las denuncias de los vecinos a través de las redes sociales comenzaron a verse desde temprano a la madrugada. Incluso hubo relatos de gente que en algunos barrios comenzá a revisar los contenedores de basura para determinar de dónde provenía el olor a podrido. 

En otros barrios, como Caballito o Flores, vecinos reportaron que el olor salía de las alcantarillas. Según los expertos, más allá de las emanaciones de las fábricas de jabón de Valentín Alsina, el efecto meteorológico también potenció todos los olores habituales que hay en la Ciudad, que incluyen las cloacas y los cursos de agua contaminados, como el Riachuelo. 

Más de Sociedad