Política

La noche que D'alessio cubrió a Olmedo en un choque

El diputado ultraconservador Alfredo Olmedo protagonizó el año pasado un accidente de tránsito que terminó con una persona muerta cuando su auto fue embestido por una camioneta en la autopista Dellepiane. Ocurrió el 12 de noviembre y falleció uno de los cuatro ocupantes de la camioneta. Hoy se sabe que, al momento del hacerse el peritaje, pocas horas después del siniestro, el diputado salteño apareció acompañado por un hombre desconocido: Marcelo D'Alessio.

Olmedo denunció el accidente en un puesto de peaje poco después de la una de la mañana del 12 de noviembre de 2018. A las dos horas llegó a Dellepiane y Larrazábal a realizar el peritaje de rutina en estos caso, acompañado por el falso abogado. D'Alessio manejaba el auto del diputado y esgrimió una credencial de la DEA, el organismo del gobierno norteamericano de la lucha contra el narcotráfico.

Ayer, el diputado nacional por Salta admitió ante el juez Alejo Ramos Padilla que conoce a Marcelo D'Alessio y que éste lo asistió durante ese accidente de tránsito. En el expediente de la causa por el accidente figura que en esa oportunidad el falso abogado se presentó como agente de la DEA. Pero el diputado también reconoció que mantuvo contactos con D'Alessio y a través de él con otros involucrados en el expediente, como los comisarios Ricardo Bogoliuk y Aníbal Degastaldi, quienes también están detenidos, y el abogado Rodrigo González, que supo representar a D'Alessio. El propio Olmedo dijo en la puerta del juzgado que el periodista Rolando Graña le presentó al falso abogado, quien decía ser agente de la DEA. Fue en ocasión de que buscaba apoyos para lanzar su candidatura a presidente. También contó que estuvo en la casa de D'Alessio donde le presentó a los ex comisarios y a "referentes del mundo de la justicia y la seguridad".

A la salida del juzgado, comentó a sus íntimos que ahora también se sentía "víctima" del accionar de D'Alessio. Y que tenía dudas sobre si el accidente no se había tratado en realidad de un atentado, diseñado para que él quedara en deuda con el falso abogado. En esos días su relación con D'Alessio no pasaba por el mejor momento. El diputado había encarado una carrera presidencial, alentado por el éxito del Jair Bolsonaro, al que considera un igual, y D'Alessio se había ofrecido a llevar adelante su campaña. Para ello diseñó un plan que, como en la mayoría de sus emprendimientos, incluía el respaldo de la embajada de Estados Unidos. Olmedo no se convenció del todo y resolvió unir su suerte a la de Juan Bautista Yofre, quien se sumó como posible candidato a vicepresidente y seguro jefe de campaña. Lo primero que hizo el ex jefe de la Side de Carlos Menem fue apartar todo lo que pudo a D'Alessio. En eso estaban cuando ocurrió el accidente y Olmedo sospecha ahora que todo pudo haber sido un montaje para alejar a Yofre y acercarlo al supuesto agente de la DEA. El sueño presidencial del diputado igual ya pasó a mejor vida. Primero se bajó Yofre y poco después Olmedo reconoció que no tenía mayores posibilidades y volvió a fijar su vista en Salta.

El accidente ocurrió luego de que Olmedo cenara con tres amigos en El Mangrullo, de donde se fue conduciendo su Toyota Camry. La presencia del falso abogado, cuyo arresto por el intento de extorsión al empresario Pedro Etchebest derivó en una megacausa sobre espionajes ilegales, quedó consignada en el expediente del caso. Ayer, el diputado fue sobreseído por el juez Darío Bonanno, quien lo había imputado por homicidio culposo.

Para el magistrado, Olmedo no es "penalmente responsable de las lesiones que padecieron José Luis Arequipa, Cristina Cardozo Bravo y Carlos Ezequiel Aduviri Paredes; ni del deceso de Javier Aguilar Herrera". El caso se cerró pero deja un inquietante colofón: otra fugaz aparición en escena de D'Alessio antes de su caída en desgracia hace dos meses.

Más de Política