Lomas de Zamora

Macabro hallazgo de dos jóvenes asesinados a tiros

El tremendo hecho se registró en uno de los accesos al famoso Barrio Obrero, de la localidad bonaerense de Villa Centenario. Los agresores, que se fugaron, habrían actuado por venganza.

Se conocieron nuevos detalles del doble asesinato a balazos, de 2 jóvenes, que se registró el domingo en la localidad bonaerense de Villa Centenario, en el partido de Lomas de Zamora. La Justicia descartó un intento de asalto y considera que los muchachos fueron agredidos por varios individuos, que actuaron por venganza y que luego se dieron a la fuga.

Al respecto los voceros de los tribunales de Lomas de Zamora revelaron a cronica.com.ar que las infortunadas víctimas fueron identificadas como Gastón Ezequiel Campos y Cristian Miranda, ambos de 22 años.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, el hecho se produjo a las 19:10 del domingo en el cruce de avenida General Juan Facundo Quiroga y Manuela Pedraza, en uno de los accesos al denominado Barrio Obrero, en el citado distrito, en el sur del conurbano provincial, cuando los hampones, que se dice tenían pistolas 9 milímetros, agredieron a disparos a ambos damnificados.

Servidores públicos de la comisaría de Villa Centenario (7ª de Lomas de Zamora) realizan diferentes procedimientos en la zona con el objetivo de establecer el paradero de los responsables del tremendo episodio.

Hasta el momento se cree que los muchachos conocían a los victimarios, quienes huyeron con rapidez a bordo de un automóvil blanco.

Intervino en la causa, que fue caratulada "Doble homicidio", el doctor Gerardo Adrián Loureyro, fiscal en turno de la Unidad Funcional N° 3 del departamento judicial de Lomas de Zamora.

Más de Lomas de Zamora
El sábado 20 de junio, a partir de una orden de allanamiento solicitada por el fiscal Carlos Román Baccini, titular de la UFI 15 del Departamento Judicial de Lomas de Zamora, una comisión de la Policía Bonaerense irrumpió brutalmente sobre una vivienda de Villa Albertina en la que habita Ignacio Seijas, de 17 años, con su familia. El operativo se había fundado en una causa por robo en un establecimiento educativo, pero el domicilio al que debían allanar era el de una casa lindera a la de la calle Rawson al 1800. La policía realizó al menos un disparo de bala de goma hacia el rostro del joven, lo que provocó la pérdida total de la capacidad visual de su ojo derecho. La familia, además de la brutalidad, denuncia que, al no hallar los objetos que buscaban, los efectivos montaron la escena con elementos y artefactos traídos de una casa aledaña.
Un falso allanamiento dejó sin un ojo a un joven